Imagen logo de la OPI

Una nueva antología sobre José Martí pone en duda que el cubano fuera «revolucionario»

 03 septiembre, 2021

Jorge Ignacio Pérez


Miami, 3 sep (EFE).- Una nueva recopilación de textos de la vasta obra de José Martí pone en duda que el poeta y político cubano haya sido verdaderamente un «revolucionario», sino más bien un hispano «profundamente norteamericano que exalta la constitución» estadounidense, afirma este jueves a Efe el compilador, Néstor Díaz de Villegas.
«Estados Unidos en la prosa de un inmigrante. José Martí», editada por Vintage Español, que se presentará en Miami (Florida) el próximo 10 de septiembre, descubre además a un Martí (1853-1895) que se anticipa a «la banda ancha del internauta moderno», a un «‘influencer’ y un creador de memes».
«El libro da una idea del área de influencia cubana en el siglo XIX. El cubano puede mirar hacia Latinoamérica, pero nuestra tendencia es hacia el norte. El vector es La Habana/Nueva York, no La Habana/Caracas o La Habana/Santiago», dice Díaz de Villegas, quien presentará el volumen de manera presencial en la librería de Miami Books & Books.
Ensayista, poeta, bloguero y crítico de cine, Díaz de Villegas, radicado en Los Ángeles, cuya bitácora «NDDV», de acuerdo con Vintage Español, «ha sido celebrada como uno de los mejores blogs literarios de América Latina», dice que «hay mucho interés últimamente en presentar a Martí de diferentes maneras».
«Cada Martí, cada antología de Martí responde al gusto particular del compilador. Tenemos muchos puntos de vista», refiere sobre quien es considerado el «iniciador del modernismo literario hispanoamericano», según Vintage Español.
Pero también se trata de un nuevo enfoque sobre un pensador y activista de su tiempo que murió joven, a los 42 años, encima de un corcel -inexperto militar, dicen algunos- mientras libraba una batalla por la independencia de Cuba de los españoles.
Un hombre cuya vasta obra ha sido interpretada de maneras diferentes por el régimen comunista de la isla y por el exilio.
La obra se compone de dos partes: la primera recoge artículos de Martí que analizan y evalúan lo mismo eventos contemporáneos que hechos de la historia de Estados Unidos.
La segunda parte es una selección de artículos diarios sobre «historia, letras, biografía, curiosidades y ciencia» que Martí escribió para la «Sección Constante» del periódico La Nación, de Caracas, entre 1881 y 1882.
El volumen forma parte de una saga por encargo de Vintage Español, una división del conglomerado editorial Penguin Random House, que se propuso editar a grandes clásicos latinoamericanos como el uruguayo Horacio Quiroga y el también cubano Alejo Carpentier.
UN MARTÍ ANTIANARQUISTA
«¿Por qué no nos metemos en otras cosas de Martí?», cuenta que preguntó al editor, Cristóbal Pera.
«Le propuse una serie de textos fuera de la línea tradicional: Martí hace una exaltación tremenda de la constitución americana, hace un análisis de la confederación estadounidense», dice.
«Se ha distorsionado la Guerra Civil y Martí esta allí para dejarnos un gran panorama de esas cosas; no está en la Guerra Civil, pero sí en las discusiones posteriores. Está en (lo sucedido con) las bombas en Chicago (en 1886)», añade.
Según Díaz de Villegas, que luego de 37 años de exilio en Estados Unidos regresó a la isla caribeña en 2016 movido por un «clima de distensión» para tomar notas y luego publicar el libro de crónicas «De donde son los gusanos», su nueva compilación propone una moraleja.
«¿Fue Martí realmente revolucionario? ¿Está circunscrito definitivamente a un Martí revolucionario, o lo vemos todo lo contrario, en el sentido en que su defensa de la constitución americana se opone a cualquier revolución?», se pregunta.
En sus crónicas, «Martí defiende una América que no es la que conocemos, defiende a Norteamérica como su patria y el lugar donde él vive, amenazado por inmigrantes alemanes anarquistas», dice el cubano en referencia a los sucesos de Chicago conocidos como la Revuelta de Haymarket y que a la postre dieron lugar al 1 de Mayo, día internacional de los trabajadores.
«Uno de los siete, casado con una mulata que no llora, es norteamericano, y hermano de un general de ejército; los demás han traído de Alemania cargado el pecho de odio», escribe Martí en su artículo «El proceso de los siete anarquistas de Chicago».
«Marti se opone a esa anarquía, pide que los lleven a la horca», acota el compilador.
PARA MOSTRAR CÓMO SE HACE UN «POST»
En su introducción, Díaz de Villegas consigna que, para escribir sobre los estadounidenses desde Nueva York, donde vivió 15 años, Martí utilizó el despacho, la epístola y la escena.
«La fragmentación temática lo emparenta -saltándose un siglo y medio de historia- con el bloguero moderno», revela.
Para concebir el nuevo volumen, Díaz de Villegas se sumergió en la edición cubana de 1975 de las Obras Completas de José Martí, de la Editorial Ciencias Sociales.
La segunda parte del libro, explica, cumple el propósito de «enseñarle a la gente cómo se hace» una publicación en blogs y redes sociales.
«Martí posteaba, hablaba de cosas de modas, los efectos de la luz eléctrica en las plantas que crecen…contenido chatarra a los que él daba dimensión literaria y filosófica diaria», indicó.
«Por alguna razón – se lamenta Díaz de Villegas- Martí es relativamente desconocido y poco apreciado en los Estados Unidos» y no es tenido en cuenta en la alta cultura norteamericana.
«José Martí, el modernista, inventó un lenguaje nuevo para comunicar una actualidad cada vez más vertiginosa. Fue culterano y sensacionalista, melodramático y telegráfico, anticipándose a la banda ancha del internauta moderno. Sus maestros fueron Baltasar Gracián, Búfalo Bill y Oscar Wilde», escribe Díaz de Villegas antes de aseverar: «Martí es un neoyorquino». EFE
jip/emi/laa
(foto)