Imagen logo de la OPI

Raisí urge a Japón a devolver los activos iraníes bloqueados en sus bancos

 23 agosto, 2021

Teherán, 22 ago (EFE).- El presidente iraní, Ebrahim Raisí, urgió este domingo a Japón a devolver los activos iraníes bloqueados en los bancos nipones debido a las sanciones de Estados Unidos, al tiempo que defendió la postura de Irán en relación con el acuerdo nuclear de 2015.
«La demora en la liberación de los activos iraníes en los bancos japoneses no puede justificarse», subrayó Raisí en una reunión en Teherán con el ministro nipón de Exteriores, Toshimitsu Motegi, quien se encuentra de gira por Oriente Medio.
Las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán, tras retirarse de modo unilateral del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y seis grandes potencias (JCPOA), dejaron bloqueados miles de millones de dólares iraníes en bancos de otros países. En el caso de Japón, se calcula que esos activos ascienden a 3.000 millones de dólares.
Por su retirada del acuerdo, EE.UU. debe «rendir cuentas ante la opinión pública mundial», según el mandatario iraní, quien se mostró partidario de las negociaciones para salvar el pacto, aunque no adelantó ningún dato que apunte a su reanudación.
Las negociaciones para lograr que Washington regrese al JCPOA y Teherán vuelva a cumplir con todos sus compromisos, que comenzó a violar en respuesta a las sanciones, comenzaron en abril pasado en Viena pero quedaron en suspenso en junio ante el cambio de Gobierno en Irán.
Al respecto, Motegi afirmó que «Tokio siempre ha apoyado el JCPOA y cree que la reactivación del acuerdo es de interés para todos», según sus declaraciones recogidas por el comunicado de la Presidencia iraní.
Raisí y Motegi también abordaron en su encuentro la situación en Afganistán tras la captura del poder por parte de los talibanes y la retirada de las tropas internacionales.
El presidente iraní aseguró que su país «siempre ha apoyado la paz y la estabilidad en Afganistán» y considera que son los afganos los que «deben decidir por sí mismos» sin injerencia extranjera.
«La presencia de estadounidenses en la región, incluido Afganistán, no solo no ha traído seguridad al país sino que ha planteado amenazas», denunció el clérigo ultraconservador.
Motegi también se reunió en Teherán con su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif, y con el político propuesto para sustituirle, Hosein Amir Abdolahian, así como con el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Alí Shamjaní.
La visita del jefe de la diplomacia japonesa a Irán se enmarca en una gira por la región que le ha llevado antes a Irak, Turquía, Egipto, Palestina, Israel y Jordania. EFE
mv/psh