Imagen logo de la OPI

La ONU denuncia la situación de los fiscales en Guatemala

 28 julio, 2021

Naciones Unidas, 28 jul (EFE).- La ONU expresó este martes su preocupación por la situación de los fiscales en Guatemala después de la destitución y posterior salida al exilio del fiscal anticorrupción Juan Francisco Sandoval.
«La capacidad de los fiscales para llevar a cabo sus funciones sin intimidación o interferencias inapropiadas es un requisito esencial para dar respuesta y prevenir la corrupción y la impunidad», señaló el portavoz de Naciones Unidas Farhan Haq en una conferencia de prensa.
La organización reaccionó así a la «repentina» destitución de Sandoval, anunciada el pasado viernes, y recordó el importante trabajo que el fiscal llevó a cabo junto a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el organismo respaldado por la ONU y que se cerró en 2019 después de que el expresidente Jimmy Morales (2016-2020) se negara a renovar su mandato.
«Es de gran preocupación que desde que la Cicig se cerró, un creciente número de antiguos importantes fiscales han tenido que salir del país», señaló Haq.
El portavoz dijo que el secretario general de la ONU, António Guterres, llama a las autoridades guatemaltecas a reforzar su trabajo en favor del Estado de derecho y a respetar y asegurar la seguridad de las personas que participan en el sistema de Justicia.
La destitución de Sandoval ha generado importantes críticas tanto dentro de Guatemala como fuera del país, siendo condenada entre otros por el Gobierno de Estados Unidos.
Sandoval, de 38 años, fue pieza clave para la lucha anticorrupción en Guatemala que tuvo su gran auge entre 2014 y 2019 de la mano de la exfiscal general (2014-2018) Thelma Aldana y también del director de la Cicig, el abogado colombiano Iván Velásquez.
Las pesquisas comandadas por Sandoval, Aldana y Velásquez destaparon docenas de casos de corrupción estatal, imputando a más de 200 personas entre ministros, funcionarios, empresarios y también a los expresidentes Otto Pérez Molina (2012-2015) y Álvaro Colom Caballeros (2008-2012).
La jefa del Ministerio Público, Consuelo Porras, alegó el viernes que destituía a Sandoval por supuestos «abusos y frecuentes atropellos» a la institucionalidad, y denunció que ella misma fue víctima de presuntos «vejámenes».
Por su parte, Sandoval explicó que desde 2019, cuando Porras tomó posesión nombrada por el expresidente Jimmy Morales (2016-2020), el poder de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), bajo su cargo, fue disminuyendo, principalmente al involucrarse en pesquisas contra el actual Gobierno.
Según dijo el abogado, una investigación en noviembre de 2020 vinculada al exministro de Comunicaciones durante la Administración de Morales, José Luis Benito, actualmente prófugo, «incomodó demasiado» a ciertos grupos de poder.
La pesquisa vinculada con el hallazgo de 17 millones de dólares en efectivo en una residencia llevó a Sandoval a investigar a Giorgio Bruni, exsecretario privado del actual presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei.
Sandoval abandonó este sábado Guatemala rumbo al exilio vía El Salvador, sin que se divulgara su destino final. EFE
mvs/hc/ares