Hungría cree que el plan de EEUU es una buena base para avanzar hacia la paz

21 de julio de 2020
Hungría cree que el plan de EEUU es una buena base para avanzar hacia la paz

Jerusalén, 21 jul (EFE).- Hungría, uno de los países de la UE con gran sintonía con Israel, aseguró hoy que el plan de paz de EE.UU. para el conflicto palestino-israelí -que permite la anexión por este de partes de Cisjordania- es una base óptima para avanzar.
El ministro de Exteriores húngaro, Péter Szijjártó, de visita oficial en Israel, dijo que “muchos planes e ideas” anteriores para abordar el conflicto “fracasaron”, y calificó la propuesta estadounidense como “la mejor oportunidad hasta ahora”.
Es “una base para el progreso” hacia la paz y la seguridad, dijo en una rueda de prensa con su homólogo israelí, Gabi Ashkenazi.
“Creo que debemos ser pacientes, tenemos que ver cómo puede funcionar este plan y, en lugar de juzgarlo, deberíamos estar a favor de las negociaciones” basadas en este, añadió el jefe de la diplomacia húngara, que espera que “todas las partes se sienten” a dialogar.
La posición expresada hoy por Hungría es opuesta al resto de los países europeos, la inmensa mayoría de los cuales se ha posicionado en contra de la propuesta estadounidense. El llamado “acuerdo del siglo” da vía libre a la anexión por Israel de partes de Cisjordania ocupada, que comprenderían colonias judías y el Valle del Jordán.
El liderazgo palestino -que cortó sus contactos con EE.UU. tras su reconocimiento de Jerusalén como capital israelí- rechaza la propuesta, al igual que la ONU y la mayor parte de la comunidad internacional, que consideran la anexión contraria al derecho internacional.
El Gobierno israelí pretendía empezar a poner en marcha la extensión de soberanía a territorios palestinos a partir de este mes, pero por ahora no ha habido avances y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, no ha dado aún detalles sobre qué zonas exactas pretende anexionar o cómo va a abordarse el proceso.
Hay varias trabas que lo han entorpecido: entre ellas, su principal socio y ministro de Defensa, Beny Gantz, está en contra de dar pasos unilaterales sin coordinarse con actores internacionales, y EE.UU. no ha dado aún su visto bueno definitivo, imprescindible para su puesta en marcha.
Además, el Gobierno y los ciudadanos israelíes están pendientes de la segunda ola de COVID-19, que golpea con fuerza al país y ha llevado la anexión en un segundo plano.
Netanyahu agradeció a Szijjarto el apoyo a Israel de Hungría, con cuyo primer ministro, el conservador Viktor Orbán, tiene gran sintonía ideológica.
El alto representante de la UE, Josep Borrell, ha rechazado reiteradamente la anexión y en mayo se aprobó una declaración conjunta en nombre de los Estados miembro de la UE, a la que Austria y Hungría no se sumaron. EFE
jma/aca/mmg