Hafter felicita al nuevo gobierno y le pide que garantice las elecciones

7 de febrero de 2021
Hafter felicita al nuevo gobierno y le pide que garantice las elecciones

Trípoli, 7 feb (EFE).- El mariscal Jalifa Hafter, tutor del gobierno no reconocido en el este de Libia y hombre fuerte del país, se felicitó hoy por la formación del nuevo Consejo Presidencial de transición unitario y el nuevo Ejecutivo y les instó a cumplir con las tareas encomendada y a garantizar la celebración de las elecciones legislativas del 24 de diciembre.

En un comunicado enviado a los medios, el llamado Ejercito Nacional Libio (LNA), milicia a las órdenes del mariscal, agradeció, asimismo, su labor a la jefa interina de la misión especial de Naciones Unidas (UNSMIL), Stephanie Williams, que ha liderado el proceso.

La UNSMIL creó el pasado octubre el llamado Foro de Diálogo Político Libio (LPDF), un organismo compuesto por 75 cargos electos de todo el país, que durante meses ha negociado para tratar de acabar con más de seis años de guerra civil.

El LPDF eligió el viernes un nuevo consejo liderado por el diplomático Mohamed Younes Menfi, al que secundan Mousa Al-Koni, como representante del sur, y Abdulah Husein Al-Lafi, como representante del oeste, y que incluye al multimillonario Mohamed Dbeibah como primer ministro.

“El pueblo libio espera trabajar incansablemente para brindar servicios y preparar al país para las elecciones generales del 24 de diciembre de 2021”, afirmó.

Menfi, con fuertes vínculos con Turquía y que en diciembre de 2019 fue expulsado como embajador libio en Grecia por su apoyo a Ankara, fue el sorprendente ganador de un proceso celebrado a las afueras de Ginebra que la ONU consideró el viernes un “éxito” lo que, unido al cese de las hostilidades en vigor, puede finalmente conducir al final de la guerra civiL que desde 2014 ensangrienta el país.

Existían dudas de como reaccionaría el mariscal después de que la lista de Al Menfi diera la sorpresa y derrotara de forma ajustada a la encabezada por el Aquilah Saleh, presidente del Parlamento en Tobrouk, bajo control del propio Hafter. También por su fuerte vínculo con Turquía, país clave en la retirada de las tropas del mariscal de Trípoli tras más de un año de infructuoso asedio.