Hace 100 años nació Consuelito Velázquez, autora de “Bésame mucho”

20 de agosto de 2016
Hace 100 años nació Consuelito Velázquez, autora de “Bésame mucho”

Ciudad de México.- “Bésame mucho” es la canción mexicana más popular a nivel mundial, versionada por artistas como The Beatles, Frank Sinatra, Sara Montiel o Luis Miguel. Detrás del famoso bolero está la vida de Consuelo Velázquez, la talentosa compositora y concertista que aún hoy, a punto de cumplirse el centenario de su nacimiento, sigue vigente.

Charlas, un registro virtual con sus canciones y entrevistas inéditas, e incluso un monumento en su honor en su ciudad natal son algunas de las formas en las que México homenajea a “Consuelito” (1916-2005), como la llamaban cariñosamente.

Nació un 21 de agosto hace 100 años en Ciudad Guzmán, en el estado occidental de Jalisco. Se dice que desde muy pequeña mostró su talento musical cuando su padre le regaló un pequeño piano del cual arrancó varias melodías con gran facilidad, incluido el himno nacional de México.

“De niña tocaba parada (de pie) porque no alcanzaba el teclado, pero reconozco que nací con oído musical porque lo que yo escuchaba se me quedaba de notita en notita hasta reconstruir la tonadita”, contó en 2003 en una entrevista realizada por la escritora mexicana Elena Poniatowska.

El don que tenía con el piano fue cultivado al estudiar en la Academia Serratos a los seis años y, más tarde, en el Conservatorio Nacional de Música en la Ciudad de México. Ya en la capital mexicana, su talento y sus logros la llevaron a la recién creada estación de radio XEQ, de la filial XEW.

Ahí conoció a Mariano Rivera Conde, entonces director de difusión de la emisora radial, con quien contrajo matrimonio. Su hijo, Mariano Rivera, contó que cuando su madre ya había ganado fama estuvo cerca de firmar un contrato en Hollywood, pero decidió volver a México para casarse.

“Fue una gran artista, pero también fue una gran persona, que puso a su familia por encima de su carrera”, dijo Rivera Velázquez en una mesa redonda realizada por la Fonoteca Nacional.

A “Consuelito” el éxito le llegó muy temprano. Trabajaba en la radio, donde tocaba música clásica y, con la ayuda de su futuro esposo, fue introduciendo algunas piezas de bolero escritas por ella, aunque diciendo que eran de una amiga suya.

“Cuando los oyentes empezaron a enviar cartas para pedir más piezas de la pianista anónima, mi padre le dijo que debía contarle quién era esa amiga por un tema de derechos de autor”, relata Rivera, sonriendo. “Al final, mi madre tuvo que decirle que las canciones eran de ella”.

Así empezó su camino a la fama y pronto se consagró con el tema “Bésame mucho”, grabado por el cantante y productor mexicano Emilio Tuero en 1941, en pleno calor de la Segunda Guerra Mundial.

Velázquez contó en una ocasión que para escribir ese bolero se inspiró en todas las parejas a las que se imaginaba separadas por la guerra. El tema se convertiría en un himno romántico que daría la vuelta al mundo. Sin embargo, Velázquez era tan joven cuando lo compuso, que nunca antes había besado a nadie.

“Cuando se inauguró la XEW yo era una jovencita. Cuando compuse ‘Bésame mucho’ yo no había dado un beso. No tenía la menor idea de lo que era”, le confesó en su momento a Poniatowska.

El tema sonaba en todas partes, sobre todo en Estados Unidos, y le abrió las puertas a Hollywood, donde conoció a estrellas de la talla de Rita Hayworth, Alan Ladd, Esther Williams, Lana Turner, Edward. G. Robinson, Orson Welles, Errol Flynn, Gregory Peck y Clark Gable. Incluso cenó con Walt Disney, con quien estuvo a punto de firmar un contrato.

Aunque en vida no pudo ser homenajeada, México preparó este año un tributo para una de sus más grandes artistas. En abril se realizó un concierto en la sala principal del Palacio de Bellas Artes a cargo de cantantes mexicanos que interpretaron algunos de sus temas: “Aunque tengas razón”, “Será por eso”, “Cachito”, entre otros.

El micrositio que abrirá la Fonoteca Nacional contará con varias de sus canciones, entrevistas como la que le realizó Poniatowska, audios de programas de radio, videos y una línea de tiempo con los eventos más relevantes en la vida de una mujer que, además de artista, se convirtió en una activa luchadora por los derechos de los compositores.

“Ella era apasionada”, sostuvo su hijo. Esa pasión la llevó a incursionar también en la política, convirtiéndose en diputada por el Partido Revolucionario Institucional en la década de 1980. “Pero no creo que ella quiera ser recordada por esa faceta”, agregó.

Seguramente Velázquez querría que la recuerden como él lo hace: sonriente, alegre y arrancándole al piano las notas de sus canciones de amor.