Guatemala protege fronteras para evitar paso de pandillero hondureño prófugo

16 febrero, 2020
Guatemala protege fronteras para evitar paso de pandillero hondureño prófugo

Guatemala, 16 feb (EFE).- El Gobierno de Guatemala reforzó sus fronteras para evitar que el pandillero hondureño Alexander Mendoza o Yulan Andony Archaga Carías, alias “Porki”, ingrese al país tras su violenta fuga en un tribunal de Honduras, indicó este sábado una fuente oficial.
El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei Falla, ordenó a los ministerios de Defensa Nacional y de Gobernación (Interior) reforzar las “zonas fronterizas del país para evitar el ingreso del cabecilla de la Mara Salvatrucha”, que también es conocido por los sobrenombres “Tesoro” y “Viejo”.
El Diario de Centroamérica (oficial) sostuvo este sábado que el Gobierno hondureño trasladó la información al guatemalteco acerca del posible intento de ingresar al país “para evitar la justicia hondureña”.
Un grupo de hombres armados vestidos de agentes de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas y la Policía Nacional hondureña ingresaron a las instalaciones del tribunal en la ciudad de El Progreso, en el norteño departamento de Yoro, donde se desarrollaba una audiencia contra Mendoza.
Tras la irrupción y posterior liberación del líder pandillero, hubo un tiroteo que dejó un saldo de cuatro agentes de las fuerzas del orden y un supuesto pandillero muertos.
Mendoza, que fue detenido en diciembre de 2015, es acusado de cinco delitos de asesinato y es sospechoso de participar en el asesinato de las fiscales Marlene Banegas y Patricia Eufragio, en octubre de 2014.
Banegas era coordinadora de la Fiscalía de Delitos Contra la Vida y Eufragio estaba a cargo de la Fiscalía del Medio Ambiente. Las fiscales fueron asesinadas en la ciudad de San Pedro Sula, norte del país, por hombres no identificados.
En diciembre de 2018, el líder pandillero fue condenado a 20 años de prisión por lavado de activos y asociación ilícita.
Honduras registra un promedio de entre 10 y 12 asesinatos al día, atribuidos en parte por las autoridades al crimen organizado, el narcotráfico y pandillas, conocidas como “maras”.
Las pandillas MS13 y la M-18, son las más temibles y ambas mantienen una lucha por territorios que controlan en varias ciudades del país centroamericano y del norte de la región. EFE
ecs/cav