Grupo brasileño Caoa anuncia acuerdo de compra de fábrica de Ford en Brasil

4 septiembre, 2019
Grupo brasileño Caoa anuncia acuerdo de compra de fábrica de Ford en Brasil

Sao Paulo, 4 sep (EFE).- El grupo brasileño Caoa firmó un acuerdo preliminar para la compra de la planta del fabricante de automóviles Ford en Sao Bernardo do Campo, municipio en la región metropolitana de Sao Paulo, la cual dejará de operar este año en el marco de un plan de reestructuración global de la multinacional.

El proceso de adquisición de la planta deberá ser concluido en un plazo 45 días, según informó este martes el gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria, en una rueda de prensa en la que también estuvieron presentes los presidentes de Ford América Latina, Lyle Watters, y Caoa, Carlos Alberto de Oliveira.

Ford anunció el pasado febrero su decisión de dejar de producir y vender camionetas de grande porte en Suramérica en el marco de una reestructuración global de la compañía, lo que afectó directamente a su fábrica de Sao Bernardo do Campo.

Tras la decisión, la Gobernación de Sao Paulo, el estado más poblado y rico de Brasil, se comprometió a buscar un comprador para la planta situada en el cinturón industrial de la capital paulista y lograr así la preservación del parque industrial y de los empleos.

“El objetivo es hacer que la planta sea viable y que proporcione beneficios, riqueza para el país y que traiga muchas alegrías para todos en Sao Bernardo do Campo y Brasil”, afirmó el presidente de Caoa durante la rueda de prensa celebrada en la capital paulista, en la que no se reveló el valor de la transacción para la adquisición de la planta.

Caoa, que tiene la licencia para fabricar vehículos de la coreana Hyundai en el país, podría mantener hasta 800 empleos en un primer momento, según dijeron a Efe fuentes sindicales.

La fábrica de Ford en Sao Bernardo do Campo operaba desde 1967 y, en ella, la firma estadounidense producía el modelo Fiesta así como la línea Cargo, la F-4000 y la F-350.

El la planta, que dejará de operar definitivamente a finales de octubre, trabajan actualmente 1.200 personas, entre administrativos y operarios, aunque a comienzos de año había alrededor de 2.600 trabajadores, de acuerdo con los sindicatos. EFE

ass/cm/laa