Gobierno de la ANP denuncia ataques de Israel a periodistas palestinos

14 de marzo de 2016
Gobierno de la ANP denuncia ataques de Israel a periodistas palestinos

Jerusalén, 14 mar (EFE).- El Gobierno palestino denunció hoy lo que consideró una serie de recientes “ataques sistemáticos” de Israel a periodistas y medios palestinos, según un comunicado oficial de la Oficina del Primer Ministro de la ANP.

El director para Comunicación Estratégica y Medios de esa Oficina, Jamal Dajani, se refería, según la nota, a las recientes incursiones israelíes en zonas bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a fin de arrestar a periodistas y cerrar medios de comunicación.

“Israel ha redoblado sus esfuerzos en silenciar a los periodistas palestinos en todos los frentes. Estamos siendo testigos de una campaña sistemática diseñada para diseminar el miedo entre los periodistas y una intervención directa en las operaciones diarias de los medios palestinos aquí y en el exterior”, señaló el portavoz.

Desde principios de año, afirma el texto, 27 periodistas palestinos han sido objetivo de las fuerzas de seguridad israelíes, con una docena de incidentes ocurridos en el mes de febrero.

Varios periodistas han sido arrestados bajo el pretexto de “instigación”, como fue el caso de Muhamad Al Qeiq y otros. Los periodistas palestinos también han sido objeto de agresiones físicas y rondas de disparos y gases lacrimógenos, según la denuncia.

El miércoles, efectivos militares israelíes y de los servicios secretos clausuraron en Ramala las oficinas del popular canal de televisión “Falestin Al-Yom”, también bajo el argumento de que instigaba a la violencia.

Ayer, sábado, y a petición de Israel, Francia desconectó de sus satélites la señal de la televisión Al Quds, vinculada al movimiento islamista Hamás.

Algunos medios indicaban hoy que, en relación a esta última petición, presentada el viernes a París, Hamás interceptó esa misma noche la señal del Canal 2 de la televisión israelí para insertar un vídeo de amenazas a los israelíes. EFE