Gaza extiende por quinto año su alfombra roja en un enclave sin cines

7 de diciembre de 2019
Gaza extiende por quinto año su alfombra roja en un enclave sin cines

Gaza, 7 dic (EFE).- Gaza desenrolló la alfombra roja por quinto año consecutivo para el Festival de Derechos Humanos, que ofrece una oportunidad única a la audiencia y los cineastas de un bloqueado enclave sin grandes pantallas ni salas de cine.
“Por primer vez, cinco de las películas proyectadas fueron producidas en Palestina”, explicó el director técnico del Festival, Muntaser al Sabea, sobre las 45 obras seleccionadas, un 40% de ellas europeas y un 40 % creadas en otros países árabes.
El eslogan de este año, “Soy humano”, quiso poner el foco en los dos millones de palestinos de la franja, remarcaron los organizadores, afectados por las restricciones de movimiento del bloqueo que Israel impuso hace más de 12 años, cuando el movimiento islamista, Hamás, se hizo con el control de Gaza.
Con el estallido de la primera Intifada, a finales de los ochenta, las más de diez salas que había en el enclave fueron cerradas y solo abiertas al público de forma puntual, y la lucha posterior entre laicos e islamistas hizo que la mayoría de estos espacios quedaran destruidos o abandonados.
Este año, la organización consiguió permisos de Hamás para organizar la primera proyección del jueves frente al edificio abandonado del cine Amer donde se extendió una alfombra roja de 100 metros y se dispusieron sillas en la calle para todo interesado, según explicó Saed Sweirki, del comité del festival.
Más del 70 % de la población nunca ha asistido a un cine o teatro en Gaza y el 60 % no ha volado ni ha salido del enclave, desde que comenzara el bloqueo en 2007, en datos de las organizaciones de derechos humanos locales.
“Este evento ayuda a salir de la horrible y miserable situación por la que pasamos”, dijo a Efe Maysaa Abdullah, de 45 años que acudió a una de las proyecciones con sus dos hijas, y se mostró entusiasmada por poder ver una película en la gran pantalla.
“Nuestro equipo del festival decidió dirigir (esta edición) a las personas normales y marginadas que fueron olvidadas por nuestros líderes”, aseguró Sweirki sobre una aspiración que recoge el programa de cine que podrán disfrutar hasta el miércoles en centros a lo largo del enclave, y en la gran pantalla.
sar-lfp/ess
(foto)