Francia devolverá 46 fósiles retirados ilegalmente de Brasil

14 de mayo de 2019
Francia devolverá 46 fósiles retirados ilegalmente de Brasil

Río de Janeiro, 14 may (EFE).- La Justicia francesa ordenó la devolución a Brasil de 46 fósiles que fueron retirados ilegalmente del país, incluyendo el esqueleto casi completo de un dinosaurio, informó este lunes la Fiscalía brasileña, autora de la denuncia contra el ciudadano francés que los ofrecía a venta en internet.

El material que será repatriado tiene un costo de unos 2,5 millones de reales (unos 641.025 dólares) por tratarse de fósiles raros y de interés científico y por su alto grado de conservación, según un comunicado de la Fiscalía.

Entre los fósiles a ser devueltos destaca el esqueleto de un pterossauro, pero también hay de tortugas marinas, arácnidos, peces, reptiles, insectos y plantas, algunos con millones de años.

De acuerdo con la nota, la petición de repatriación fue realizada luego de que la Fiscalía brasileña recibiera la denuncia de que fósiles extraídos de la región nordeste de Brasil eran ofrecidos a la venta en Francia en una página en internet.

El Tribunal de Gran Instancia de Lyon informó al Gobierno brasileño en enero que había ordenado el decomiso de los fósiles mientras investigaba la licitud de su importación y ahora comunicó a las autoridades que ordenó la repatriación.

“Son 45 fósiles que pueden regresar a Brasil porque ya no hay posibilidades de nuevos recursos ante la Justicia”, según la Fiscalía.

La Secretaría de Cooperación Internacional de la Fiscalía ya solicitó a la Justicia francesa autorización para examinar el material y evaluar los cuidados necesarios para su traslado de regreso a Brasil.

El traslado será costeado por la Universidad Regional del Cariri, que gestiona el parque arqueológico Geopark Araripe en el estado de Ceará (nordeste) y que tendrá el material bajo custodia.

Este parque arqueológico, reconocido por la Unesco como el primer geoparque de Latinoamérica, reúne importante registros geológicos del período del Cretáceo.

El esqueleto casi completo del pterossauro de la especie Anhanguera que será repatriado tiene cerca de cuatro metros de envergadura y fue descubierto en la Chapada do Araripe, una región entre los estados de Ceará, Piauí y Pernambuco (nordeste).

Según la Fiscalía, este esqueleto fue retirado ilegalmente de Brasil entre 1980 y 1990 y era ofrecido a la venta en el exterior por 250.000 dólares.

Las investigaciones permitieron establecer que el fósil era ofrecido por un ciudadano francés propietario de uno de los mayores laboratorios de reparación y reconstitución de fósiles en su país, con sede en Lyon.

La Fiscalía brasileña considera a este extranjero “sospechoso de participación en una importante red de exportación ilegal de fósiles brasileños” investigada en ambos países. EFE

cm/wgm/laa