Fotógrafos contemporáneos retratan la fugacidad del presente en Roma

9 de octubre de 2015
Fotógrafos contemporáneos retratan la fugacidad del presente en Roma

Roma, 9 oct (EFE).- Prestigiosos fotógrafos contemporáneos como Paolo Pellegrin o Paul Graham y artistas emergentes, entre ellos latinoamericanos, presentan en Roma su manera de capturar la fugacidad de “el presente” en el Festival Internacional de Fotografía.

La fotografía es un “arte privilegiado” para detener el presente, según el comisario del festival, Marco Delogu y ese es el hilo conductor de las imágenes de la decimocuarta edición del festival que se celebra en el Museo de Arte Contemporáneo de Roma (MACRO) hasta el 17 de enero del 2016.

Para Delogu, el día a día es un mundo de “constante y repentina aceleración” y “abandonarse al presente quiere decir entonces ralentizar esos tiempos, expandir el instante de la fotografía en un momento infinito”.

Paul Graham, fotógrafo inglés afincado en Estados Unidos, expone en el MACRO su trabajo “The Present”, con el que pretende demostrar la fugacidad de un instante colocando una al lado de otras fotos tomadas en segundos sucesivos.

La temática de este año ha permitido además a artistas como Pellegrin, fotógrafo nacido en Roma y que como miembro de la agencia Magnum Photos ha recorrido las zonas de mayor conflicto del planeta, fijar su mirada y el objetivo de su cámara en su ciudad natal buscando la humanidad de la ciudad eterna y encontrándola en una familia gitana.

El artista alemán contemporáneo Hans-Christian Schink, sin embargo, se ha interesado en las huellas que deja el ser humano en el espacio, tanto natural como artificial, y ha comparado las ruinas del acueducto romano Claudo con los edificios de estilo fascista del barrio EUR de Roma.

El festival también incluye las fotografías de los ganadores y finalistas de certámenes como el que cada año otorga el Instituto Italo-Latinoamericano (IILA) a artistas emergentes de América Latina o el Premio Graziadei dirigido a fotógrafos italianos menores de 35 años.

El ganador de este año del Premio IILA ha sido el colombiano Luis Carlos Tovar con su obra “Deshacer/Undo”, en la que el artista pretende traducir en imágenes cómo el pasado se refleja en el presente.

Así, fotografía personajes y objetos en movimiento sobre una antigua pizarra de un colegio de Bogotá del 1935, para expresar, según explicó a Efe, cómo funciona “la memoria y la identidad a partir del espacio”.

Otro de los finalistas que también están expuestos en el MACRO, es el peruano Hugo Vásquez, que obtuvo una mención de honor por su trabajo “Ocultamiento”, donde reproduce retratos de sujetos que se esconden y en los que la realidad es ocultada por el autor.

Pietro Paolini, ganador del Premio Graziadei (otro de los concedidos en este festival) del año pasado, ha creado y expuesto una serie de fotografías llamadas “Caso Colectivo 11.227-El exterminio de la Unión Patriótica en Colombia”.

En este proyecto narra a través de fotografías de espacios vacíos y objetos solitarios los acontecimientos sucedidos en Colombia durante el 1986 y el 2006 en el que fueron asesinados muchos de los integrantes del movimiento de la Unión Patriótica y que aún quedan impunes.

Paolini contó a Efe que cree que los colombianos “tienen que documentar, crear memoria de lo que pasó en estos últimos cincuenta años” y que la fotografía, como otros medios de comunicación, pueden contribuir a ello. EFE