Fiscal hondureño dice no puede revelar etapa de investigación de caso Cáceres

19 de marzo de 2016
Fiscal hondureño dice no puede revelar etapa de investigación de caso Cáceres

Tegucigalpa, 19  mar (EFE).- El fiscal general de Honduras, Óscar Chinchilla, dijo que no puede revelar la etapa en la que está la investigación del asesinato de la defensora de derechos humanos y ambientalista Berta Cáceres, registrado el día 3 en el occidente del país centroamericano, y pidió la comprensión de la opinión pública.

“Por un lado tenemos a la gente que quiere información y por otra parte toca salvaguardar la investigación para obtener resultados”, subrayó el fiscal.

Agregó que hasta ahora se puede garantizar que se están “investigando todas las hipótesis” y “cada una de las diferentes líneas que pudiesen tener algún elemento para encontrar a un sospechoso y, al final, los culpables”.

Chinchilla habló escuetamente sobre el tema en momentos en que familiares de Cáceres, organizaciones indígenas y ambientalistas nacionales y extranjeras, y la comunidad internacional están exigiendo al Gobierno de Honduras el pronto esclarecimiento del crimen.

Además, países como Holanda y Finlandia han suspendido la ayuda a Honduras mientras no se esclarezca el asesinato de Cáceres.

En el caso del Banco de Desarrollo Holandés, ha suspendido un programa de apoyo a diez proyectos ambientales por un monto de 200 millones de dólares.

Chinchilla dijo al respecto que “toda ayuda económica es fundamental para el país, pero se va a valorar la dimensión del impacto que corresponde al poder Ejecutivo”.

Añadió que al organismo que él preside le corresponde “la parte legal y penal del caso” de Berta Cáceres, asesinada en la ciudad occidental de La Esperanza, donde vivía, pese a tener medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El fiscal enfatizó que Honduras ha pedido para el caso de Cáceres el acompañamiento del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y de agencias de países amigos, para que estén como observadores de la investigación de un crimen que ha conmocionado a los hondureños y la comunidad internacional.

Recalcó que las autoridades de Honduras no tienen “nada que ocultar”, que están haciendo un trabajo “responsable” y “decidido” que “va encaminado a encontrar al verdadero culpable, tanto como al autor intelectual, como el material”.

Añadió que los cuerpos de investigación están haciendo un trabajo que permita “construir el caso de manera científica y responsable”, y que cuando haya resultados precisos, se procederá a enjuiciar a los culpables.

“El caso de Cáceres no es un simple asesinato, representa la muerte de una persona que defendió una causa, que la abrazó y luchó por ella y por eso tiene tanto impacto en el mundo”, expresó Chinchilla, quien señaló que gradualmente se informará sobre el caso.