Filipinas celebra aniversario de revolución popular contra Marcos sin Duterte

25 febrero, 2019
Filipinas celebra aniversario de revolución popular contra Marcos sin Duterte

Manila, 25 feb (EFE).- Filipinas conmemora hoy el 33 aniversario de la revolución popular pacífica que derrocó al dictador Ferdinand Marcos, con una ceremonia oficial marcada por la ausencia, por tercer año consecutivo, del presidente Rodrigo Duterte.

«Recordemos siempre cómo esa revolución histórica restauró nuestro poder colectivo para determinar nuestro futuro con el voto», apuntó el mandatario en un comunicado con motivo de la conmemoración de esta jornada, festiva en Filipinas.

Tradicionalmente los presidentes filipinos han acudido a las celebraciones por el aniversario de la conocida como Revolución de EDSA -avenida de Manila por la que unos dos millones de filipinos marcharon el 25 de febrero de 1986 clamando democracia-, pero Duterte se ha saltado el evento los tres años que lleva al mando del país.

Su portavoz ya adelantó el viernes que probablemente Duterte no acudiría al acto porque tenía la agenda muy apretada, ya que ayer domingo asistió a dos actos públicos en Cebu y hoy tiene previsto ir a un asamblea con líderes locales en Manila.

La fecha marca el fin de la dictadura de Ferdinand Marcos (1965-86) -que cometió graves abusos los nueve años que rigió la ley marcial (1972-81)-, figura hacia la que Duterte ha mostrado admiración e incluso trasladó sus restos en 2016 al Cementerio de los Héroes Nacionales en medio de una gran polémica.

Duterte mantiene buena relación con la familia Marcos y ha apoyado las candidaturas políticas de los vástagos del dictador: su hijo Bongbong se postuló en 2016 a la vicepresidencia y su hija Imee, que es la gobernadora de Ilocos Norte, es candidata al Senado en las elecciones legislativas del próximo 13 de mayo.

«Espero que esta ocasión nos inspire a todos, especialmente a las generaciones más jóvenes, para valorar la libertad que ganamos en EDSA. No olvidemos nunca el sacrificio de los que vinieron antes que nosotros y preservemos ese legado democrático del que disfrutamos hoy», indicó Duterte.

La ceremonia oficial, frente el monumento construido en EDSA en homenaje a esa revolución liderada por Corazón Aquino, estuvo encabezada en representación del gobierno por la viceministra de Educación, Lorna Dig-Dino, quien animó a no olvidar las «lecciones aprendidas con esa revolución pacífica».

Además del acto oficial, grupos opositores han convocado protestas durante la jornada contra el «régimen autocrático» de Duterte, quien ha impulsado una sangrienta guerra contra las drogas y ha impuesto la ley marcial en la isla de Mindanao. EFE

sga/jcp/ics