FARC denuncia el asesinato de dos familiares de desmovilizado en Colombia

18 de julio de 2020
FARC denuncia el asesinato de dos familiares de desmovilizado en Colombia

Bogotá, 18 jul (EFE).- El partido FARC denunció este viernes el asesinato de dos familiares y la desaparición de los padres y hermanos de un excombatiente de la antigua guerrilla en una zona rural del municipio de Algeciras, en el departamento del Huila, en el suroeste de Colombia.

“Anoche a las 08:30 PM un grupo armado ingresó a la vereda Quebradón Sur de Algeciras #Huila y asesinó a dos familiares del exguerrillero Nencer Barrera. Sus padres y hermanos se encuentran desaparecidos, pese a la #denuncia el Ejército no hizo presencia en el lugar. ¡Basta!”, informó la FARC en el perfil de Twitter del partido.

“Estamos cansados de registrar prácticamente todos los días un nuevo asesinato o amenaza en nuestra contra. Quisiéramos que fuera un #FelizViernes pero no lo es. Necesitamos de ustedes para seguir adelante”, agregó la colectividad.

La fundación Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) indicó en un comunicado que el ataque se perpetró a las 20.30 hora local (01.30 GMT) del jueves en el sector de Primavera en la vereda (aldea) de Quebradón Sur y en total murieron cuatro personas.

Las víctimas son un adolescente de 16 años, dos jóvenes de 25 y 22 años y una mujer de 34 años. Además resultaron heridos por arma de fuego un niño de ocho años y un hombre de 59, agregó Indepaz.

“Manifiesta la ciudadanía que llegaron 12 personas, uno de ellos con armamento largo, los demás con armamento corto, preguntado por un armamento que había dejado alias Hermes, capturado el día anterior por el Ejército Nacional”, agregó la información.

SITUACIÓN CRÍTICA EN LA ZONA

Hace cuatro días la Fundación Paz & Reconciliación (Pares) alertó del desplazamiento forzado de 10 familias, después de una “ola de violencia que viene afectando y causando temor en esta zona, de cerca de 24.700 habitantes y que durante este año ha registrado cerca de 50 desplazamientos forzados”.

“La situación no es nueva, incluso viene precedida por la alerta que se hizo desde el partido FARC sobre el desplazamiento de 11 familias durante las primeras semanas de junio”, afirma Pares.

En julio de 2018 la Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana en la que advertía del riesgo que corrían 4.500 habitantes de Algeciras por la presión de grupos armados ilegales hacia “comerciantes, ganaderos, agricultores, transportadores” y “población reincorporada de las FARC”.

Entre los sitios en riesgo se encontraban los habitantes de la vereda Quebradón Sur, donde se produjo el último ataque contra familiares del excombatiente Nencer Barrera.

“Las comunidades han manifestado su preocupación por el incremento de la situación de riesgo, ante la aparición de grupos conformados presuntamente por quienes se declaran como disidentes de las FARC-EP, y que no se habrían acogido al Acuerdo Final”, recogió entonces en la alerta la Defensoría del Pueblo.

En el mismo documento señalaron que los excombatientes eran un grupo de especial en peligro porque “son considerados ‘traidores’ por los grupos disidentes y se encuentran en riesgo ante la posibilidad de que se presenten ataques contra ellos o sus allegados”.

UNA NUEVA OLEADA DE VIOLENCIA

Según el informe de Pares, en la zona hace presencia “la Columna Teófilo Forero de las disidencias de las Farc, Segunda Marquetalia, a través de la Unidad Oscar Mondragón”, creada para fortalecer las acciones de las FARC en ese territorio, que sufrió una gran oleada de violencia entre 2002 y 2011 “con 12.803 muertes solo en Algeciras”.

Hasta ahora en el Huila existen seis Nuevas Áreas de Reincorporación (NAR), donde los excombatientes realizan el proceso de retorno a la vida civil tras la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016.

Una de las NAR se encuentra en Algeciras, donde hasta esta semana habían asesinado a dos firmantes de paz y donde a la fecha cerca de doce familias se han desplazado forzosamente, añadió Pares.

Según la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, desde noviembre de 2016, cuando se firmó el acuerdo de paz de las FARC con el Gobierno colombiano, han sido asesinadas 198 personas en “proceso de reincorporación”. EFE

ares/kvg/dmt