Falcó, el personaje de Pérez-Reverte que acerca a claroscuros del ser humano

30 de noviembre de 2016
Falcó, el personaje de Pérez-Reverte que acerca a claroscuros del ser humano

GUADALAJARA.- Espía, asesino, sinvergüenza y carismático, Lorenzo Falcó, protagonista de la última creación literaria de Arturo Pérez-Reverte, lleva al autor a revivir los claroscuros del ser humano y la violencia, que tan bien conoce tras 20 años como corresponsal de guerra.

“Falcó es un chulo elegante, un tipo amoral, un aventuro sin escrúpulos. Es capaz de torturar y matar, pero también es divertido, simpático, inteligente, elegante. Esa mezcla de luz y sombra, del lado positivo y negativo, caracteriza el personaje”, dice en entrevista con Efe desde la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

De esta ambivalencia vital nació Lorenzo Falcó, protagonista de una novela de espías situada en la Europa de los años treinta.

Una época de “entre guerras, con el telón de la Guerra Civil Española (1936-1939) de fondo y con espías, fronteras, falsos pasaportes, fascismo, comunismo y totalitarismo” en la que el escritor mueve su personaje.

En la novela, Pérez-Reverte (Cartagena, Murcia, 1951) describe a Falcó como ese hombre que divide su guerra en dos bandos: “De una parte está él, y de la otra todos los demás”.

“Él es un cazador, un cazador de mujeres, de hombres, de aventura. Un tipo duro, sin escrúpulos para quien la vida es una aventura formidable y su patria es él mismo”, agrega.

Para crear al personaje, especialmente su faceta más sanguinaria, Pérez-Reverte hizo uso de sus recuerdos como corresponsal de guerra.

“Falcó” da fe de esta vivacidad al describir, por ejemplo, la pericia del protagonista para acabar a golpe de navaja con dos hombres con quien se topa cuando busca cruzar la frontera que divide el bando falangista del republicano.

EFE