Exposición de bordados recuerda a las víctimas de las protestas contra Ortega

2 de noviembre de 2019
Exposición de bordados recuerda a las víctimas de las protestas contra Ortega

Managua, 2 nov (EFE).- Retratos de las víctimas que han dejado las protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega que estallaron en abril de 2018, morteros de fabricación artesanal, banderas, pañoletas, entre otros símbolos utilizados por la oposición, figuran en una exposición de bordados inaugurada este viernes en la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) en Managua.

La exposición cuenta con 32 obras de bordados elaborados por 25 familiares de las víctimas que han dejado las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, dijo a Efe la directora del Museo de la Memoria contra la Impunidad de la “Asociación Madres de Abril (AMA)”, Emilia Yang Rapacciolli.

Yang Rappacciolli, a quien le mataron a un tío en el marco de las protestas que comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social, explicó que esa exposición es un homenaje a los cientos de muertos que demandaron la renuncia de Ortega por haber reprimido con la fuerza de las armas las manifestaciones.

También que forma parte del “Museo de la Memoria: AMA y no olvida” ubicado en la sede del Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica, de la UCA, en el centro de Managua.

Esa exposición es producto del primer taller de bordado dirigido a los familiares de las víctimas, en la que participaron madres y padres, hijos o parientes de los diferentes municipios de Nicaragua, indicó.

“El bordado te regresa a la ternura en medio de tanto dolor y tanta violencia. El bordado es algo relajante, algo tierno y te da paz”, resaltó Yang Rapacciolli, que adelantó que continuarán con esos talleres para que se involucre la mayor cantidad de familiares de las víctimas.

Destacó que los familiares bordaron, entre otros, el retrato de sus hijos muertos o el objeto con que lo identificaban más en vida, como por ejemplo un balón, un tambor, un sombreo, un pájaro, o bien un mortero de fabricación artesanal.

“Tenemos (en la exposición) algunos retratos, corazones, banderas, tambores, sombreros, pañoletas”, agregó.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 651 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.

Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), adscrito a la CIDH, el mayor responsable de la violencia es el Gobierno de Ortega, a quien responsabilizan de cometer incluso crímenes “de lesa humanidad” en medio de la crisis. EFE