Exigen salvoconductos para que exfuncionarios salgan de Bolivia

19 de noviembre de 2019
Exigen salvoconductos para que exfuncionarios salgan de Bolivia

México, 19 nov (EFE).- El Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia (Clajud) envió este lunes una carta al Gobierno interino de Bolivia en la que le piden que otorgue salvoconducto a los exmiembros del Ejecutivo encabezado por Evo Morales que están en la embajada de México para que puedan abandonar el país con seguridad.
“Nos dirigimos respetuosamente a las autoridades bolivianas para poner de manifiesto nuestro desacuerdo ante el tratamiento que se está dando a la situación de asilo diplomático en que se encuentran varios miembros del Ejecutivo del expresidente, Evo Morales, en la Embajada de México en La Paz”, indicó el Clajud en la misiva.
Las personas a que hace referencia la carta son Héctor Enrique Arce, ministro de Justicia y Transparencia Institucional; Javier Zabaleta, ministro de Defensa Nacional; César Navarro, ministro de Minería, “y demás autoridades que pudieran haber accedido al inmueble diplomático y se encontraran en una situación similar”.
La solicitud basa sus argumentos en el necesario cumplimiento de la Convención de Caracas sobre Asilo Diplomático, que Bolivia firmó en 1954, y que permite a México otorgar este asilo que, a su vez, debe ser respetado por el país territorial, en este caso Bolivia.
“Es por ello que, las autoridades bolivianas deben proceder inmediatamente a facilitar el correspondiente salvoconducto para que las personas que se encuentran asiladas en la misión diplomática mexicana puedan abandonar el país en condiciones de seguridad hacia el país asilante”, dice la carta.
Añade que, “dadas las difíciles circunstancias logísticas el Estado boliviano debe acompañar al salvoconducto medidas de seguridad adecuadas para el desplazamiento de los asilados hasta el sitio de embarque”.
La carta está firmada por los miembros del Clajud, entre los que figura el exjuez español Baltasar Garzón, así como por figuras internacionales como Ernesto Samper y Rafael Correa, expresidentes de Colombia y Ecuador, respectivamente, y la guatemalteca Rigoberta Menchú, ganadora del Premio Nobel de la Paz 1992.
También la firman representantes de otras organizaciones como el Observatorio Regional de Derechos Humanos y Pueblos Indígenas.
El Clajud tiene por objeto declarado “estudiar y combatir la utilización de la justicia como arma de guerra política y sus efectos devastadores en la gobernanza y la institucionalidad democrática de la región”.
Fue acordado por el Grupo de Puebla, foro de líderes progresistas latinoamericanos, en su reunión inicial de julio de 2019.
El Grupo de Puebla rechazó el 10 de noviembre en Buenos Aires, Argentina, lo que consideró un “golpe de Estado” en Bolivia y se solidarizó con Evo Morales, de quien dijeron que su renuncia a la Presidencia fue forzada.
Morales se encuentra desde el 11 de noviembre en México en condición de asilado tras renunciar a la Presidencia de Bolivia el domingo 10 de noviembre, el mismo día que la Organización de Estados Americanos dio a conocer una auditoría en la que reveló “graves irregularidades” en las elecciones del 20 de octubre, que ganó el líder indígena. EFE
msc/lnm