Estudio australiano con pez cebra revela clave para lucha contra superbacterias

5 de septiembre de 2016
Estudio australiano con pez cebra revela clave para lucha contra superbacterias

Investigadores de Melbourne creen que una especie de peces pequeños y translúcidos son la clave para derrotar a las “superbacterias” resistentes a los antibióticos.

Infectando al pez cebra con células bacterianas que brillan en la oscuridad, los científicos de la Universidad de Monash de Melbourne han sido capaces de ver cómo el sistema inmunológico lucha contra una infección en tiempo real por primer vez. El estudio de la Universidad de Monash se publicó en la revista científica Proceedings of the National Academy of Science.

El profesor Anton Peleg, autor principal del estudio, dijo que la modificación de las bacterias para bloquear una vía metabólica clave reveló una debilidad en las bacterias que las células inmunes fueron capaces de explotar.

“Al bloquear una vía metabólica en las bacterias, el sistema inmunológico desencadena una respuesta mejorada a la infección, lo que aumenta su defensa y ayuda a combatir la infección más rápidamente”, dijo el viernes Peleg a News Limited. “No sólo logramos una mejor eliminación de bacterias, también se reduce la severidad de la enfermedad”, reveló.

“Si pudiéramos encontrar un antibiótico que se dirija a esa vía y la inhiba, podría ser una forma completamente nueva de luchar contra las superbacterias, algo que se necesita desesperadamente porque nos estamos quedando sin antibióticos”, agregó.

Peleg dijo que los investigadores utilizaron al pez cebra, que puede crecer hasta 6,4 centímetros de longitud, debido a que cuenta con un sistema inmunológico muy similar al de los humanos.

La superbacteria utilizada en el estudio, Acinetobacter baumannii, es una de las cepas de infección más amenazantes en el mundo, que causa enfermedades que ponen en peligro la vida de, en su mayoría, pacientes de hospital.

La prominencia de superbacterias ha aumentado con el auge del uso de antibióticos para curar enfermedades en seres humanos y animales, lo que ha provocado que los expertos sanitarios etiqueten las infecciones como un serio problema de salud pública.