Empresarios argentinos expresan preocupación ante mayor restricción cambiaria

5 junio, 2020
Empresarios argentinos expresan preocupación ante mayor restricción cambiaria

(Añade comunicado del Banco Central)

Buenos Aires, 5 jun (EFE).- La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) expresó este jueves al Gobierno de Alberto Fernández su preocupación ante las nuevas restricciones cambiarias impuestas por el Banco Central la semana pasada.

En una nota enviada al jefe de Gabinete argentino, Santiago Cafiero, y al presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, la entidad empresarial dijo comprender las razones que llevaron a estas nuevas regulaciones, pero advirtió de que se están generando “profundas dudas” en las operaciones de comercio exterior.

En un intento por frenar la pérdida de reservas monetarias, el Banco Central dictó hace una semana nuevas normativas que limitan la posibilidad de que las empresas accedan al mercado cambiario oficial para la compra de dólares destinados al pago de importaciones y deudas en el exterior y condicionan la operación en los canales financieros para hacerse de la moneda estadounidense.

Así, la autoridad monetaria dispuso que las empresas que cuenten con divisas extranjeras ya adquiridas deberán disponer primeramente de esos recursos para el pago de sus obligaciones con el exterior.

Si las empresas, una vez que ya han utilizado sus fondos, quieren acceder al mercado único y libre de cambios (MULC) para comprar dólares con el objetivo de pagar importaciones de bienes, éstas deberán solicitar autorización previa al Banco Central.

En su nota, la CAC objeta que los criterios y plazos de aprobación por parte del Banco Central no están definidos, “lo que podría condicionar, en la práctica, el acceso directo” al MULC para quienes deban realizar pagos al exterior.

La cámara recordó que el 80 % de las importaciones de Argentina tienen como destino la producción industrial local, por lo que el “eventual entorpecimiento de la operatoria” de comercio exterior dificultará “la tan necesaria recuperación” de la economía doméstica, que acumula dos años de recesión.

“Entendemos que la nueva regulación apunta al cuidado de las reservas del Banco Central, pero la discrecionalidad que implica está generando profundas dudas en las operaciones de comercio exterior, especialmente en las referidas a las importaciones, ya que no es evidente para quienes realizan estas operaciones y los que deban realizar cancelaciones en el exterior cuál será el precio de las divisas a las cuáles se podría acceder”, advierte la nota.

El precio del dólar cerró este jueves en el MULC a 68,90 pesos por unidad, pero si un operador debe adquirir divisas a través de canales financieros alternativos debe pagar 114,41 pesos por unidad.

Las objeciones de la CAC se suman a la ya expresadas por las cuatro mayores entidades agropecuarias del país, que advirtieron que las nuevas restricciones impactarán en un mayor coste de los insumos importados que utiliza el sector, como los fertilizantes, en momentos en que Argentina se apresta a iniciar la siembra de trigo, uno de sus principales cultivos.

Poco después de que la CAC hiciera pública su nota, el Banco Central reveló que se reunió este jueves con representantes de la Unión Industrial Argentina -la mayor patronal del país-, con los que acordó una “agenda de trabajo” para “superar los inconvenientes que puedan surgir para la actividad productiva” del cumplimiento de su nueva normativa.

En este sentido, la autoridad monetaria dijo en un comunicado que establecerá un “procedimiento estandarizado para dar curso a los pedidos de autorización de acceso al mercado de cambio a las empresas que deban importar insumos”. EFE

nk/laa