Empresarias líderes apuestan por “humildad” y voz femenina para lograr éxito

9 de marzo de 2016
Empresarias líderes apuestan por “humildad” y voz femenina para lograr éxito

México, 9 mar (EFE).- Las líderes de comunicación y publicidad Núria Vilanova y Ana María Olabuenaga resaltaron hoy en México la importancia de llevar una empresa con “humildad” y dando voz a las mujeres “invisibilizadas”, en un evento organizado por la Cámara Española de Comercio en coincidencia con el Día Internacional de la Mujer.

Vilanova, presidenta y fundadora de Atrevia, dijo que a lo largo de su trayectoria ha descubierto la importancia del “liderazgo imperfecto”, que se basa en que el directivo tenga la suficiente “humildad” para reconocer sus fallos y sepa rodearse de personas que subsanen sus carencias.

“Eres más líder cuanto más ayudas a tu equipo, cuanto más reconoces sus éxitos”, subrayó la española en la charla, efectuada en la capital mexicana.

El verdadero éxito, continuó la empresaria, “es cuando ya no eres necesario para que las cosas salgan bien”.

También denotó la trascendencia de adaptarse a las nuevas tecnologías y a las redes sociales para “oler hacia dónde va el mundo” y no quedarse atrás.

“Humildad y sencillez” fueron las dos palabras elegidas por Vilanova para hablar del secreto del éxito de las empresas del futuro. Estos términos, que son los que vienen de la mano con los negocios familiares, son la clave para “enganchar a las nuevas generaciones”, aseguró.

Por su parte, Olabuenaga, directora ejecutiva y fundadora de Olabuenaga Chemistri, aprovechó su intervención en el evento para profundizar sobre el concepto “liderazgo invisible”, es decir la voz “poderosa” de las mujeres que en ocasiones no se escucha en los consejos directivos.

“Las mujeres compramos el 85 % de todo lo que se compra en el mundo, y eso nos hace muy poderosas; tienen que escuchar a esas voces que están ahí”, expresó y dijo que “las amas de casa abren las puertas a cientos de productos”, y que por tanto las empresas han de tenerlas en cuenta.

En el turno de preguntas, cuando se le preguntó si México estaría preparado para un acontecimiento como el ascenso de una mujer como presidenta del país, como puede que ocurra con Hillary Clinton en Estados Unidos, Olabuenaga aseguró que México está listo “desde hace tiempo”.

“Lo único que hace falta es que llegue esa mujer”, consideró, antes de expresar su opinión de que la gente “no va a votar del cuello para abajo” o por género.

A pesar de que, según el Foro Económico Mundial, la brecha de género se cerrará en 118 años, Olabuenaga confía en que ese periodo se va a poder “acotar”, porque “el cambio va muy acelerado”.

“El 8 de marzo de 2134 los veo aquí, y va a haber (en el escenario) un hombre y una mujer. No vamos a estar hablando de género, sino cómo juntos podremos hacer un lugar mejor para todos”, apostó la mexicana.