El técnico acusado en Bolivia de pornografía no figura en registros de la FBF

22 de febrero de 2020
El técnico acusado en Bolivia de pornografía no figura en registros de la FBF

La Paz, 22 feb (EFE).- El entrenador que fue aprehendido por filmarse con sus alumnos menores de edad teniendo sexo no está registrado ante la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), entidad que anunció este viernes medidas para reforzar el control y registros de quienes son parte de la práctica de este deporte.
“La FBF notifica que este individuo no está registrado ni figura en ninguna lista como entrenador de fútbol”, señala un manifiesto difundido en esta jornada por la federación.
Además remarca que todos los entrenadores de fútbol en el país deben estar certificados por esa instancia, previa verificación del cumplimiento de ciertos requisitos.
“La FBF asumirá las medidas necesarias para que con las instancias locales y nacionales que correspondan se pueda reforzar el control y registros de todos los que forman parte del mundo del fútbol”, expresa el comunicado.
La entidad también lamentó y censuró toda acción “que contravenga el desarrollo del fútbol y de todos sus actores”, especialmente de aquellas que atenten contra los derechos de los niños que practican este deporte.
El jueves fue detenido un hombre de 47 años que estaba a cargo de las ligas de 8 a 14 años de distintas escuelas de fútbol en la ciudad oriental de Santa Cruz tras encontrar en su celular videos pornográficos con sus alumnos y que enviaba las filmaciones a un grupo en el que uno de sus participantes reside en España.
El hombre identificaba a los niños “vulnerables” que tenían problemas familiares para acercarse a ellos, llevarlos a su casa para filmarlos manteniendo relaciones sexuales entre ellos o con él y hasta les ofrecía dinero para que hicieran lo que él quería, según el reporte de la división contra la trata y tráfico en Santa Cruz.
Esa instancia investiga si los videos eran comercializados y si se trata de una red de pornografía infantil.
Hasta el momento se ha identificado a tres víctimas que aparecen en esas filmaciones y se ha informado a los padres de los niños que asistían a esas escuelas de fútbol de la situación, con la finalidad de conocer si existen otros casos.
El código penal boliviano establece penas de prisión de entre 10 y 15 años a quienes induzcan o faciliten la realización de actos sexuales o de exhibicionismo corporal con el objeto de grabarlos, exhibirlos o difundirlos por medios electrónicos contra la voluntad de las víctimas.
Esas penas pueden aumentar en un tercio cuando se dé el agravante de que la víctima sea menor de edad o tenga alguna discapacidad.EFE
ysm/gb/laa