El Real Madrid resucita

24 de enero de 2021
El Real Madrid resucita

Madrid, 24 ene (EFE).- Después de las decepciones sufridas en la Supercopa y en la Copa del Rey y de sacar más que discretos empates en sus visitas a Elche y Osasuna, el Real Madrid encontró la vía perdida para resucitar y reencontrarse por momentos con su mejor versión del curso para sacar un triunfo imprescindible en Mendizorroza ante el Alavés (1-4), al que aguó su centenario.

No le quedaba otra al equipo dirigido en esta ocasión desde el banquillo por David Bettoni y desde casa por Zinedine Zidane, quien no pudo viajar víctima de la covid-19. El bache era profundo. El único resultado posible para el conjunto blanco era el triunfo después de los disgustos experimentados los días pasados para no rendirse aún en LaLiga pese a que la ventaja del Atlético de Madrid es más que notable.

El Alavés, también necesitado de los puntos al haber encadenado tres derrotas, pero en su lucha por la permanencia, era un rival que se antojaba complicado. Se lo hizo pasar muy mal a equipos como el Atlético de Madrid o al Sevilla. Y de entrada anunció batalla, pero rápidamente, esta vez sí, la pegada del conjunto madridista con el gol del brasileño Casemiro a la salida de un córner (m.15) allanó el camino blanco.

El Real Madrid vivió su mejor primer periodo de los últimos tiempos ante un Alavés desorientado. Abelardo Fernández no encontraba solución. Los blancos dejaron el encuentro prácticamente sentenciado con buen juego y efectividad. El francés Karim Benzema y el belga Eden Hazard firmaron el 0-3 con el que se llegó al descanso tras un recital del croata Luka Modric y el alemán Toni Kroos.

Aún así, Abelardo movió ficha en el intermedio y convenció a su equipo de que no estaba todo perdido. Y estuvo cerca de la heroica. Joselu Mato acortó distancias y el Alavés inquietó aún más al Real Madrid. Pero Benzema, brillante, le apuntilló a falta de veinte minutos en una contra y zanjó el triunfo que tanto necesitaba el conjunto de Zidane, que, eliminado de la Copa del Rey, tendrá toda la semana para preparar el próximo choque ante el Levante.

Del resto de aspirantes a luchar por la ‘Champions’ el que salió claramente beneficiado fue el Sevilla con su autoritario triunfo ante el Cádiz (3-0), ya que el Villarreal no pasó del empate en El Alcoraz ante el colista Huesca (0-0) y la Real Sociedad dejó escapar la victoria al final ante el Betis (2-2).

Un nuevo triplete del marroquí Youssef En-Nesyri, el segundo seguido en el Ramón Sánchez Pizjuán, selló la victoria del equipo de Julen Lopetegui, que se sitúa tercero provisionalmente, a cuatro puntos del Real Madrid y con dos más que Barcelona y Villarreal.

El delantero de Fez está de dulce. Prácticamente todo lo que toca lo convierte en gol. Es, a día de hoy, el líder de la clasificación de artilleros con doce dianas. La punta de lanza ideal del Sevilla. Ha cambiado las críticas por elogios unánimes. El Cádiz le liquidó con tres zarpazos y se quedó a las puertas del póker. De hecho marcó un cuarto tanto, pero fue anulado por un ajustado fuera de juego.

En El Alcoraz, pese a la gran diferencia clasificatoria, se cumplieron las previsiones. Los reyes del empate firmaron tablas, las décimas para ambos esta temporada liguera. Las segundas seguidas para los de Unai Emery, que no pierden desde el 20 de diciembre, precisamente ante el Sevilla; mientras que el conjunto de José Rojo ‘Pacheta’ puso fin a cuatro derrotas seguidas, pero no le vale para abandonar el ‘farolillo rojo’ y es una escasa recompensa dada la necesidad de sumar de tres en tres.

La Real Sociedad cierra provisionalmente los puestos europeos. No consigue enderezar el rumbo perdido, y eso que tuvo el partido prácticamente ganado ante el Betis de Manuel Pellegrini. Disponía de una clara ventaja de dos goles y era muy superior y creaba ocasiones.

Todo parecía bajo control tras los tantos del sueco Alexander Isak (m.48) y de Mikel Oyarzábal (m.57), pero los cambios del técnico chileno Manuel Pellegrini, sobre todo la entrada del veterano Joaquín Sánchez, cambiaron la decoración.

El internacional español, camino de los 40 años, mostró su calidad y que sigue teniendo un guante en su pie derecho. Sirvió un magnífico envío que aprovechó Sergio Canales para devolver la vida al Betis (m.85) y en la prolongación firmó el 2-2 definitivo que castiga a la Real y premia a un Betis que pasó del infierno a sacar un empate muy valioso por el punto y por la moral de haber levantado un 2-0 adverso. EFE

jap/ism