El primer ministro iraquí anuncia una próxima reforma de su Gobierno

10 de marzo de 2016
El primer ministro iraquí anuncia una próxima reforma de su Gobierno

Bagdad, 10 mar (EFE).- El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, anunció una próxima renovación de su Gabinete que incluirá cambios en varios ministerios y se comprometió a realizar reformas políticas y económicas, tras las manifestaciones de los últimos días que las exigían.

En un discurso televisado, Al Abadi añadió que su Gobierno ha hablado con los diferentes grupos políticos en el Parlamento y con otras instituciones para realizar estos cambios y acordar los nombres de los nuevos ministros.

Sin embargo, no precisó qué modificaciones va a realizar en su Gabinete ni cuándo los llevará a cabo.

Por otra parte, Al Abadi anunció que ha presentado un documento exhaustivo de reformas políticas y económicas que pretende poner en marcha.

“Esto no es fácil, como imaginan algunos. Estamos bajo una peligrosa amenaza de seguridad y una situación financiera y económica asfixiante por la inesperada caída de los precios del petróleo”, señaló Al Abadi.

Además, agregó que tiene previsto realizar cambios en las instituciones no gubernamentales con el objetivo de “hacerlas efectivamente independientes” y gestionadas por profesionales.

“Nos estamos enfrentando a un ejército de corrupción y hemos tomado una serie de medidas para perseguir a los grandes corruptos y detenerlos”, indicó.

Con respecto a las recientes protestas que han exigido reformas, Al Abadi señaló que renueva su “firme postura sobre el derecho a manifestarse pacíficamente según las normas legales y dentro de los lugares determinados por las fuerzas de seguridad”.

El pasado lunes, el poderoso clérigo chií iraquí Muqtada al Sadr amenazó con derrocar al Gobierno de Al Abadi si no disuelve su Gabinete y forma uno de tecnócratas, y si no realiza reformas políticas.

En una nota, Al Sadr llamó a sus seguidores a que continúen las protestas hasta que se lleven a cabo “reformas globales y la formación de un Gobierno de tecnócratas”, tal y como ha pedido la corriente política que lidera.

El pasado 26 de febrero, Al Sadr amenazó durante una protesta multitudinaria en Bagdad con retirar su apoyo al Gobierno de Al Abadi si no realiza “reformas radicales” en 45 días.

En ese plazo, Al Abadi tendría que formar un nuevo Gobierno de tecnócratas integrado por ministros independientes, con el objetivo de aplicar reformas políticas, económicas y de seguridad.