El presidente de Bulgaria exige la dimisión del Gobierno de Borisov

12 de julio de 2020
El presidente de Bulgaria exige la dimisión del Gobierno de Borisov

Sofía, 12 jul (EFE).- El presidente de Bulgaria, Rumen Radev, exigió este sábado la dimisión del primer ministro, el populista Boiko Borisov, y de todo su Ejecutivo, después de conocerse hoy que hubo 8 heridos y 18 detenidos en una protesta ciudadana contra el Gobierno el viernes en Sofía.
La exigencia de Radev se enmarca en una creciente lucha de poder entre el presidente y el primer ministro, que en los últimos tres días se ha trasladado a las calles con una serie de manifestaciones.
“El día de ayer estuvo marcado por protestas masivas con exigencias de dimisión del Gobierno y del Fiscal general”, destacó el jefe del Estado en un inesperado discurso a la nación televisado en directo.
“Los búlgaros se rebelaron contra la corrupción, la política del miedo, la extorsión fiscal, la inacción contra el robo, el pisotear la presunción de inocencia, el sofocar de la libertad de expresión, las mentiras sin escrúpulos y la falta de justicia”, añadió.
“La salida de esta situación es solamente una: la dimisión del Gobierno y del fiscal general. Cualquier persistencia aumenta el riesgo de caos y empuja a Bulgaria a un callejón sin salida”, subrayó el presidente, que ayer participó en la citada protesta.
Miles de personas volvían a congregarse en la tarde de hoy en el centro de Sofía, en una nueva protesta que transcurría sin mayores incidentes.
Las manifestaciones comenzaron espontáneamente hace dos días, tras una operación policial organizada por la Fiscalía general para registrar dependencias de la Presidencia, confiscando documentos y arrestando dos de los consejeros más cercanos al jefe del Estado.
El Fiscal acusa a los detenidos de tráfico de influencias y posesión ilegal de secretos de Estado.
Radev, cercano al opositor partido socialista, calificó hoy de “semimafiosas” las actividades de la Fiscalía, y afirmó que la mafia y la oligarquía han ocupado el poder ejecutivo.
La situación se ha vuelto tensa y compleja en los últimos días, pues también seguidores de Borisov se manifiestan en apoyo al primer ministro. Ayer mismo, el jefe de Gobierno participó en una de ellas, organizada para celebrar la luz verde para que Bulgaria entre en la sala de espera del euro.
Desde que accedió a la jefatura del Estado en enero de 2017, Radev, ex comandante de las fuerzas aéreas del país y considerado cercano a Moscú, está en conflicto con el primer ministro, a quien acusa de no luchar con determinación contra la corrupción. EFE
vp/wr/dm
(foto)