El Partido Socialista Brasileño se retira del Foro de Sao de Paulo

31 agosto, 2019
El Partido Socialista Brasileño se retira del Foro de Sao de Paulo

Río de Janeiro, 31 ago (EFE).- El Partido Socialista Brasileño (PSB), una de las formaciones más representativas de la izquierda en el gigante suramericano, informó este viernes su retiro del Foro de Sao Paulo, uno de los mecanismos de concentración de movimientos progresistas más importantes de América Latina y El Caribe.

En la resolución en la que el partido justificó su salida, el PSB también repudió la violación a los derechos humanos del Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, las que calificó como «típicas de regímenes autoritarios».

Creado en 1947, el PSB es la segunda formación de izquierdas en importancia en Brasil, después del Partido de los Trabajadores (PT), cuyo líder, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), impulsó la creación del Foro de Sao Paulo en 1990.

En la resolución, firmada por el presidente del PSB, Carlos Siquiera, y aprobada por el Directorio Nacional, la formación justificó su salida del Foro «a la política de relaciones internacionales del partido», que enfatiza el fortalecimiento de la Coordinación Socialista Latinoamericana (CSL), en detrimento del Foro de Sao Paulo.

De acuerdo con la formación, la CSL, organización liderada por el PSB y que representa a 11 partidos socialistas y progresistas en la región, se ha fortalecido «como una herramienta para profundizar la integración de los partidos progresistas comprometidos con la reducción de las desigualdades, con el desarrollo económico y social soberano de los países del continente, con la democracia, con las libertades y con los derechos humanos».

Aunque la formación rechazó las violaciones a los derechos humanos del Gobierno venezolano descritas en el informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, el PSB repudió las sanciones económicas impuestas en el país por el gobierno del presidente Donald Trump y respaldadas por Jair Bolsonaro.

Tampoco reconoció «la importancia de la autoridad de Juan Guaidó como autoproclamado presidente», se opuso «vehementemente a cualquier propuesta de intervención extranjera en ese país» y se solidarizó con el pueblo venezolano «que es el que más sufre con esta crisis humanitaria».

Con 32 diputados electos, el PSB es la séptima bancada más grande de la Cámara Baja en el Congreso brasileño.

La formación también cuenta con dos escaños en el Senado, y a nivel regional, tiene los gobiernos de los estados de Espíritu Santo, Paraíba y Pernambuco.

En 2014 el PSB aspiró a la presidencia de Brasil con la ecologista Marina Silva, quien quedó en el tercer lugar con más de 22 millones de votos en unas elecciones en las que triunfó Dilma Rousseff, la candidata del PT y ahijada política de Lula. EFE

mat/ass/laa