El partido de gobierno deja la carrera electoral en Perú

12 de marzo de 2016
El partido de gobierno deja la carrera electoral en Perú

Lima, 12 mar (EFE).- El gobernante Partido Nacionalista Peruano (PNP) se retiró de las elecciones de abril próximo en Perú, tras afirmar que existe una “falta de coherencia” en las decisiones de las autoridades electorales y cuando su candidato presidencial, Daniel Urresti, figuraba sin opciones en los sondeos de opinión.

El Jurado Electoral Especial de Lima (JEE) publicó hoy, en un comunicado, la solicitud de retiro, que fue suscrita por el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PNP, encabezado por la primera dama de Perú y presidenta del partido, Nadine Heredia.

El documento solicitó la retirada de la fórmula presidencial encabezada por el exministro Daniel Urresti, quien llevaba como candidatos a vicepresidentes a la exalcaldesa de Lima Susana Villarán y al exalcalde de la provincia andina de Tayacaja Maciste Díaz, así como de las listas al Congreso y al Parlamento Andino.

Los últimos sondeos de opinión indicaban que la candidatura de Urresti había pasado de un 2 % de intención de voto del mes pasado a figurar entre los candidatos sin ninguna opción.

Sin embargo, el oficio del PNP, que también fue firmado por el presidente Ollanta Humala y un grupo de sus congresistas, argumentó que la decisión se tomó “en vista de la actual coyuntura electoral y ante la manifiesta y marcada ausencia del principio de la certeza electoral.”

“Asimismo, se observa una falta de coherencia en el Jurado Nacional de Elecciones y los Jurados Electorales Especiales a nivel nacional, por una serie de actos resolutivos contradictorios y faltos de concordancia, que afectan de manera negativa en el proceso de Elecciones General 2016”, agregó.

El parlamentario Fredy Otárola, uno de los firmantes del documento, aseguró al Canal N de televisión que se han visto una serie de “torpezas” de las autoridades electorales, que el jueves rechazaron la inscripción de las listas del nacionalismo al Congreso en las regiones sureñas de Arequipa y Puno.

A pesar de ello, la exalcaldesa Villarán declaró que se siente “muy triste y muy indignada” con la retirada y consideró que “se está traicionando el espíritu” que guió al partido gobernante.

Villarán reveló al Canal N que el jueves se reunió con Humala y Heredia y que estos le dijeron que “había una presión de los congresistas para retirar la candidatura y preservar la inscripción del partido”.

La congresista Ana María Solórzano, una de las portavoces del PNP, también había anunciado el jueves que su partido pensaba retirarse de los comicios con el objetivo de no perder la inscripción ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

La nueva Ley de Organizaciones Políticas de Perú establece que los partidos perderán su inscripción si no participan en dos elecciones generales consecutivas o no logran superar una valla electoral de 5 % de votación en los comicios.

Tras considerar que la decisión ha sido una “cobardía política”, Villarán aseguró que se despidió de Humala con un desencuentro “radical”.

Urresti se ha mantenido en silencio desde que se conoció la información, pero antes había declarado a la emisora RPP Noticias que sus “enemigos” estaban dentro del propio partido gobernante.

“Yo he sido leal y consecuente e iré hasta el final. No me arrepiento ni tengo vergüenza de ser candidato”, había señalado.

El hasta hoy candidato también dijo que no había hablado con nadie del PNP sobre la posibilidad de dejar la campaña y se preguntó si estaba haciendo “el papel de la esposa engañada o el del último en enterarse”.

“Conmigo se han equivocado, han pensado que soy marioneta”, concluyó Urresti, quien, según el legislador oficialista Daniel Abugattás, fue convocado hoy al Palacio de Gobierno para ser informado de la decisión de retirar su candidatura.

En 2006, el partido Perú Posible, del entonces gobernante Alejandro Toledo, no presentó una fórmula presidencial y solo acudió a los comicios legislativos, una situación que se repitió en 2011, cuando el Partido Aprista Peruano, de Alan García, tampoco acudió a las presidenciales pero sí buscó plazas en el Congreso.