El Museo Británico recogerá las historias de resiliencia del Ártico

10 enero, 2020
El Museo Británico recogerá las historias de resiliencia del Ártico

Londres, 10 ene (EFE).- El Museo Británico acogerá por primera vez una exposición sobre la historia del Ártico y su población indígena, comunidades que durante años se han adaptado a uno de los entornos más dramáticos y variables del planeta, y que ahora se ven especialmente amenazadas por la crisis climática.
La muestra, que se abrirá al público del 28 de mayo hasta el 23 de agosto, explorará la región a través de la historia de la población autóctona y presentará numerosos hallazgos arqueológicos, trabajos artísticos y fotografías, según anunció este jueves la institución.
Piezas de 28 000 años extraídas en Siberia, herramientas únicas y ropa adaptada a temperaturas extremas se encuentran entre los objetos exhibidos, provenientes en su mayoría de la colección del Ártico del museo y de diferentes préstamos internacionales.
Un traje de invierno compuesto por ocho piezas hechas con piel de reno salvaje, conocido como “Igloolik”, o una bolsa tejida con piel de salmón curtida en el oeste de Alaska destacan entre estos.
“Shishmaref y otras comunidades nativas de Alaska están demostrado cómo la gente puede permanecer fuerte y unida en la búsqueda de respuestas al cambio climático, el problema más desafiante del siglo XXI”, señaló la coordinadora tribal de Shismaref (Alaska) Twyla Thurmond.
Por su parte, el director del Museo Británico, Hartwig Fischer, definió la exposición como “innovadora”, al abordar la “cuestión esencial” de cómo los humanos pueden vivir bajo el impacto de las condiciones meteorológicas extremas.
Durante los últimos 300 años, los habitantes del Ártico también se han enfrentado a cambios sociales, económicos y políticos derivados de las exploraciones europeas y rusas en la región, centradas en el Paso del Noroeste y en otros intereses como el comercio de piel.
En referencia a este periodo, la muestra exhibirá un trineo que los inuits vendieron en 1818 al explorador escocés John Ross, un objeto que recuerda el primer encuentro que tuvo la comunidad con los europeos.
La resistencia de la población a los gobiernos coloniales y a las religiones promovidas por el estado, también se rememorarán con una máscara espiritual Evinki hecha de bronce.
El Círculo Polar Ártico es la región más septentrional del mundo, habitada por cuatro millones de personas entre las que se encuentran 400 000 indígenas de 40 grupos étnicos diferentes.
Los científicos aseguran que su deshielo será total dentro de 80 años. EFE
mpc/ad/icn