“El libro de Miguel Delibes”, la última sintonia del genio con su lectores

14 de octubre de 2020
“El libro de Miguel Delibes”, la última sintonia del genio con su lectores

Madrid 14 octubre, (EFE TV).-Amigos y familiares de Miguel Delibes, sus estudiosos más avezados y mile de entusiastas seguidores de su vida y de su obra se han reunido hoy vía internet para celebrar el centenario del nacimiento del escritor con la edición de un libro que condensa ,en 400 páginas, el mayor deseo del vallisoletano:sintonizar con sus lectores.

“Nosotros no nos debemos a los editores, no tome en serio a los ‘delibeanos’, no les haga usted caso del todo -decía medio riéndose él, que también era académico-. Tenemos que sintonizar con los lectores”, ha relatado hoy Emili Rosales, director de Ediciones Destino, al desvelar uno de los encuentros con el escritor: “Mientras todos le encumbraban, él no quería perder de vista el tú a tú con sus lectores”.

Esa confesión de su último editor, a la que ha rodeado un largo y amoroso relato de momentos íntimos, y también literarios, de Ángeles Delibes, hija del creador de “Los santos inocentes”, y de Amparo Medina-Bocos, amiga y experta en su obra, ha sido posible hoy gracias a la iniciativa del escritor y periodista Jesús Marchamalo, comisario de la exposición que acoge sobre Delibes la Biblioteca Nacional de España.

Así, en una multipantalla con los protagonistas encuadrados, los seguidores han sabido que Delibes, además de austero y elegante, era ecologista y goloso, que trabajaba por las mañanas sobre una mesa de ping-pong antes de tirarse a la piscina de un salto y con la nariz tapada para evitar echarse atrás por lo fría que estaba siempre el agua, y que dedicaba todas sus primeras ediciones a su familia.

Los cien años los habría cumplido el día 17, celebrando el último éxito de Rafael Nadal, probablemente, con algún trocito de dulce, mejor si era la tarta de frambuesa de Embassy, que le compraba su hija Elisa, y hubiera recibido las flores que siempre le enviaba Lola Herrera.

“Él no iba de tiendas, y al final de su vida, tenía cientos de cazadoras iguales”, por culpa de los regalos, se ríe su hija Ángeles, que cuenta con muchísima generosidad cientos de detalles de la vida de su padre, el genio, un escritor que fue clásico en vida y que todavía sigue situando en los frontales de las librerías alguno de sus 40 títulos.

“Es un hecho extraordinario porque no solo se leen recomendados a nivel escolar, sino que tiene aún lectores espontáneos”, ha explicado rosales para quien Delibes “es un clásico enormemente popular” cuyos títulos han de reeditar continuamente, aparte de los audiolibros con sus éxitos más célebres.