El Gobierno de Bolsonaro cesa a seis altos cargos del Ministerio de Educación

12 marzo, 2019
El Gobierno de Bolsonaro cesa a seis altos cargos del Ministerio de Educación

Brasilia, 12 mar (EFE).- El Gobierno del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, cesó a seis altos cargos del Ministerio de Educación, entre ellos al jefe de gabinete de esa cartera, según fue publicado este lunes en una edición extra del Diario Oficial.

Las salidas de estos seis funcionarios se enmarcan dentro de una serie de cambios impulsados por el titular de Educación, el filósofo colombiano Ricardo Vélez, en medio de una supuesta crisis dentro del despacho entre diferentes grupos de influencia.

Entre los trabajadores de alto escalón destituidos figuran el jefe del gabinete del Ministerio de Educación, Tiago Tondinelli; el asesor especial de la cartera, Silvio Grimaldo de Camargo; y el coronel de la Aeronáutica Ricardo Wagner Roquetti, quien se desempeñaba como director de programa.

Completan el grupo el teniente-coronel Claudio Titericz, quien también actuaba como director de programa; el adjunto de la Secretaría Ejecutiva, Eduardo Miranda Freire de Melo; y un director de la Fundación Joaquim Nabuco -ligada al Ministerio-, Tiago Levi Diniz.

Los ceses fueron publicados este lunes en una edición extra del Diario Oficial tras una reunión entre Bolsonaro y Vélez, celebrada en el Palacio presidencial de Planalto, en Brasilia.

De acuerdo con la prensa brasileña, este baile de sillas viene causando cierta agitación dentro del Ministerio de Educación, cuyo origen sería las disputas entre grupos de diferentes corrientes dentro del despacho.

Según el influyente diario ‘Folha de Sao Paulo’, está el grupo de los militares; los discípulos del filósofo brasileño Olavo de Carvalho, uno de los mentores de Bolsonaro; el ala de los técnicos; y por último, el de los antiguos alumnos del ministro.

El propio Olavo de Carvalho celebró en redes sociales la exoneración de algunos de esos altos cargos del ministerio, pero señaló que Vélez “necesita concluir la limpieza y echar a todo el mundo que fue colocado” en la cartera por el coronel Roquetti.

Desde que Bolsonaro asumió el poder el pasado 1 de enero, el Ministerio de Educación ha estado en el centro de algunas polémicas, la última cuando orientó a que todas las escuelas del país grabasen videos de los estudiantes cantando el himno nacional en ceremonias de homenaje a la bandera.

Vélez afirmó poco después que se equivocó y rectificó ante el gran revuelo formado por tal decisión, rechazada, entre otros organismos, por el Consed, entidad que reúne a los secretarios de Educación de todos los estados brasileños.

Ricardo Vélez ya había sido obligado con anterioridad a publicar una retractación tras haber dicho que los brasileños se comportaban como “caníbales” en sus viajes al exterior. EFE

cms/dsc