El Estado Islámico secuestró a 2.000 civiles cuando abandonó Manbech

19 de agosto de 2016
El Estado Islámico secuestró a 2.000 civiles cuando abandonó Manbech

EL CAIRO.- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) secuestró a unos 2.000 civiles cuando abandonó el pasado fin de semana la localidad Siria de Manbech, en el norte del país, informó a Efe el portavoz del Consejo Militar de esta población.

El kurdo Sharfan Darwish explicó a Efe por teléfono que los yihadistas fueron asediados en el barrio de Al Sarba, en el noroeste de la urbe, y, para poder escapar sin ser bombardeados, se llevaron con ellos los civiles como “escudos humanos”.

Detalló que unos 150 terroristas escaparon de la ciudad en decenas de vehículos, sin que la coalición internacional liderada por Estados Unidos pudiera actuar contra ellos.

Manbech fue liberada el pasado fin de semana por la coalición kurdo-árabe Fuerzas de Siria Democrática (FSD) y la brigada Consejo Militar de Manbech, con el apoyo aéreo y de inteligencia de la coalición internacional antiyihadista.

Por otra parte, Darwish explicó que los terroristas dejaron a sus espaldas una gran cantidad de artefactos explosivos y de minas.

“Hemos desactivado un total de 15.000 artefactos y estimamos que todavía hay entre 30.000 y 40.000. Hasta en los aparatos de televisión y en las lavadoras colocaron bombas”, aseguró, y agregó que por ello cada día se registran víctimas civiles.

Darwish también informó de que fue creada una administración local para gestionar la ciudad, que empezó su labor ayudando a los desplazados para que vuelvan a sus casas y cubriendo sus necesidades básicas.

El responsable kurdo reveló que un total de 264 de sus hombres murieron durante los 75 días que duró la batalla por el control de Manbech, en la que también fallecieron cinco combatientes extranjeros de una brigada de voluntarios, de nacionalidad europea y estadounidense.

Asimismo, estimó que más de 4.000 terroristas fueron abatidos durante este tiempo y precisó que su grupo tiene en su poder 1.700 cadáveres de los yihadistas.

Este miércoles, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que un voluntario estadounidense que luchaba junto a las FSD murió durante choques con los yihadistas cerca de Manbech.

De esta forma, aumentó a 315 el número de miembros de las FSD que perdieron la vida desde el inicio de la operación para liberar la localidad el pasado mayo, incluidos los milicianos extranjeros, según la ONG.

Al mismo tiempo, perecieron 444 civiles, entre ellos 106 menores y 55 mujeres, a causa de los bombardeos de la coalición internacional y del EI.

El Observatorio estimó que un total de 1.026 miembros del EI fueron asesinados durante ese período en enfrentamientos con las fuerzas kurdo-árabes y por los bombardeos de los aviones internacionales.

FUENTE: EFE