El debate sobre los límites de la libertad de expresión se aviva en España

17 de febrero de 2021
El debate sobre los límites de la libertad de expresión se aviva en España

Madrid, 17 feb. Qué límites debe tener la libertad de expresión, particularmente las obras artísticas, es un debate polémico e intenso en la política, la sociedad y la prensa españolas por casos como el del rapero Pablo Hasel, detenido hoy para cumplir una condena de 9 meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.
Su condena y detención fueron criticadas duramente por partidos y asociaciones de izquierda, formaciones independentistas catalanas y organizaciones como Amnistía Internacional (AI), que mostró una “indignación absoluta”, ya que considera que el encarcelamiento “injusto” del cantante está “estrictamente vinculado al ejercicio de su libertad de expresión”.
Hasel también recibió apoyo días atrás de escritores y periodistas, entidades culturales y más de 200 artistas, como el cineasta Pedro Almodóvar y el cantante Joan Manuel Serrat.
La Constitución española (1978) reconoce y protege los derechos a “expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción” y “a la producción y creación literaria, artística, científica y técnica”.
Y también, el derecho “al honor” y a la “propia imagen”, además de libertades como la ideológica y la religiosa.
Así, el ordenamiento jurídico español recoge los denominados “delitos de expresión”, como los de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, el de odio, injurias a la Corona y contra los sentimientos religiosos.
La vicepresidenta primera del Ejecutivo español, la socialista Carmen Calvo, defendió que, en la libertad de expresión de “reflexiones artísticas, culturales e intelectuales”, debe existir una “horquilla de comprensión y tolerancia” propia de una “democracia madura”.
En conferencia de prensa, recordó que el Ministerio de Justicia ha puesto en marcha una reforma de los delitos en el ámbito de la libertad de expresión. La pena de prisión “no procede” en el caso de infracciones derivadas de este derecho que “no conllevan riesgo para la seguridad de las personas”, apuntó.
El partido izquierdista Podemos, que forma parte de la coalición de gobierno, cree que la detención del rapero impide que se pueda hablar de plena normalidad democrática en España y anunció que pedirá el indulto para él.
Sin embargo, la oposición de conservadores y extrema derecha ya consideró que la reforma penal que pretende el Gobierno no es urgente ni necesaria, sino que se debe más bien a intereses políticos del Ejecutivo.
La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) rechazó la detención de Hasel tras ser condenado, entre otros hechos, por el contendido de las letras de sus canciones y de algunos de sus mensajes en Twitter.
Otro rapero español, llamado “Valtonyc”, huyó a Bélgica en 2018, después de ser condenado a 3 años y 6 meses de prisión por injuriar a la Corona española y ensalzar a bandas terroristas.