EEUU eliminará el arancel sobre las motos niponas de 700 cc en virtud del TPP

16 de octubre de 2015
EEUU eliminará el arancel sobre las motos niponas de 700 cc en virtud del TPP

Tokio, 16 oct (EFE).- Estados Unidos eliminará el impuesto que pesa sobre las motocicletas japonesas con motores de cilindradas superiores a 700 cc como parte del reciente alcanzado Acuerdo de Asociación Transpacífico, informó hoy la agencia nipona Kyodo.

El arancel del 2,4 por ciento impuesto sobre estos vehículos será eliminado cinco años después de que entre en vigor el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP, por sus siglas en inglés), indicaron fuentes cercanas al asunto a Kyodo.

Japón ha exportado una media anual de 120.000 motocicletas con motores de 251 cc o superior al mercado estadounidense en los últimos años.

Compañías como Honda Motor y Yamaha Motor compiten en el mercado estadounidense con rivales locales como Harley-Davidson Motor centrándose especialmente en la exportación de modelos con cilindradas de unos 600 cc, dado que el Gobierno de EE.UU. no aplica impuestos sobre las motos importadas con motores de menos de 700 cc.

Los fabricantes nipones de motos están tratando de aumentar sus ventas en Estados Unidos y los mercados asiáticos para compensar la caída de ventas en Japón, donde en 2014 se vendieron 410.000 unidades en comparación con el máximo de 3,28 millones de 1982.

Estados Unidos tomará la medida en virtud del acuerdo alcanzado junto a Japón y otras 10 naciones del Pacífico el pasado 5 de octubre, que tiene el objetivo de crear una zona libre de aranceles que representa alrededor del 40% del producto interior bruto (PIB) mundial.

Para Japón el tratado, que todavía tiene que ser aprobado en los parlamentos de los países firmantes, eliminará el 99,9 por ciento de los aranceles que pesan sobre los productos industriales fabricados en el país asiático dentro de la zona del TPP.

Entre los 12 miembros del acuerdo, Vietnam también suprimirá los impuestos de entre el 83 y el 85 por ciento sobre las motocicletas japonesas en un período de ocho años tras la entrada en vigor del tratado, añadió Kyodo. EFE