Ecologistas señalan la gran brecha entre demanda social e inacción política

16 de diciembre de 2019
Ecologistas señalan la gran brecha entre demanda social e inacción política

Madrid, 16 dic (EFE).- Las organizaciones ecologistas en España han lamentado hoy la “gran brecha” entre las demandas de la sociedad y la “inacción” demostrada por los gobiernos en las negociaciones de la cumbre del clima de Madrid (COP25) con una declaración final que “no ha estado a la altura de la urgencia”.
En declaraciones a los medios a las puertas del plenario donde la presidencia chilena de la COP25 ha aprobado el documento definitivo, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, ha subrayado que “lamentablemente, los resultados no han estado a la altura ni de la ciencia ni de los gritos de la calle”
Ruiz se ha felicitado de que “al menos, se ha logrado introducir la naturaleza y su función en la lucha contra el cambio climático, gracias a que muchos países han logrado aislar a Brasil en su pretensión de no incorporar el papel de los océanos y el uso de la tierra” en esta lucha.
En su opinión, “llevamos dos días de retraso pero al menos tenemos un documento y se han clarificado algunas posiciones sobre el articulo 6 -el relativo a la regulación de los mercados de carbono- y que se lleven como documentos de partida para el año que viene”.
Mar Asunción, responsable de Clima y Energía de WWF, ha asegurado que la sociedad civil está “bastante decepcionada”, porque después de dos semanas “clamando por una mayor ambición”, ésta no está garantizada.
“No hay ningún compromiso que impida el aumento de la temperatura del planeta en 3 grados”, ha subrayado la representante ecologista, quien ha calificado el texto de “demasiado débil” para garantizar que todos los países presenten compromisos más ambiciosos y en línea con la ciencia en 2020.
En cuanto al aplazamiento de la regulación de los mercados de carbono, Mar Asunción ha señalado que se trata de “un mal menor”, pues lo peor es que hubieran salido reglas “que no garantizasen la salvaguarda, ni ambiental ni social”, de esos mercados.
En este sentido, Javier Andaluz, representante de Ecologistas en Acción, ha aplaudido que el articulo 6 “no se haya desarrollado”, pues los mercados de carbono bajo el paraguas de Kioto “ya habían supuesto la vulneración de los derechos humanos”.
Ha coincidido con el resto de ONG ambientales en que la COP25 ha puesto de manifiesto la “enorme distancia” entre la gente de la calle y los políticos que han estado presentes en la cita, pero ha asegurado que “a diferencia de otros años, en que los éstos podían rebajar sus ya débiles compromisos, en este momento no lo pueden hacer” gracias a la presión de la sociedad.
Para Greenpeace, la sociedad civil ha demostrado que no se conforma con un resultado así y no dejará de luchar para que se anteponga los intereses de las personas a los de una minoría, los “lobbies” que han socavado los avances de la COP25.
La organización ecologista considera que se ha cerrado la puerta a la ciencia y a las exigencias de la sociedad civil, que reclamaban acordar soluciones urgentes y ambiciosas a la emergencia climática, mientras los políticos se peleaban por el modelo de tráfico de emisiones del artículo 6, que “amenaza los derechos de los pueblos indígenas y pone un precio el medioambiente”.
El director de la organización en España, Mario Rodríguez, ha incidido en que la clase política “no puede seguir haciendo oídos sordos a la evidencia científica y al clamor social que exige una respuesta contundente y urgente a la emergencia climática”.
“Esta COP deja sí o sí demasiado trabajo pendiente que no hay que esperar un año para culminar”, ha dicho, por lo que “la acción política en España y en toda Europa debe asumir desde ahora la lucha contra el cambio climático como máxima prioridad”.
Para Amigos de la Tierra, la cumbre más larga ha finalizado con un acuerdo “insuficiente y sin perspectivas de una mejoría de los compromisos de reducción de emisiones” que deja “un gran trabajo” por delante a la COP26 de Glasgow.
En un comunicado, la organización recalca no obstante que celebra que las negociaciones sobre el mercado de emisiones se hayan pospuesto porque a su juicio el sistema que defendía la presidencia de Chile era “un mal acuerdo que habría inundado el sistema con bonos de carbono de acuerdos anteriores.
La ONG One Ocean ha valorado por su parte “el tan esperado” reconocimiento sobre el papel vital del océano en el sistema climático, pero considera que la declaración final de la COP25 es “insuficiente” por sus carencias para enfrentar la emergencia climática.
“Sin recortes inmediatos y a gran escala de las emisiones de CO2, perderemos la oportunidad de mantener el calentamiento global a 1,5 grados o por debajo de esta cifra”, ha declarado Alex Rogers, Director de Ciencia de REV Ocean. EFE
cyg/cgm/eaf
(foto)(vídeo)