Docentes argentinos se manifiestan y retrasan el inicio del periodo escolar

7 marzo, 2019
Docentes argentinos se manifiestan y retrasan el inicio del periodo escolar

Buenos Aires, 7 mar (EFE).- Miles de docentes se manifestaron este miércoles en Buenos Aires como protesta ante la falta de acuerdo salarial con el Gobierno de Argentina y amenazan con retrasar más el inicio de las clases, previsto para hoy, extendiendo una jornada de paro que en un principio durará 72 horas.

Según los datos ofrecidos por los sindicatos, la adhesión al paro fue de 93 % a nivel nacional y entre el 87 % y 90 % en la provincia de Buenos Aires para los profesionales del sector público, aunque en la rama privada las clases dieron comienzo hoy como estaba previsto en el calendario escolar.

Las negociaciones entre el Gobierno y los trabajadores de la educación pública para las paritarias de 2018 siguen sin llegar a buen puerto, a pesar de que el Ejecutivo aumentó su propuesta original, que no alcanzó las exigencias de los docentes, quienes piden que se equipare a la inflación del año, que se ubicó en el 47,6 %, para mantener su nivel adquisitivo.

“Hemos determinado un paro de 72 horas en rechazo de la propuesta que hiciera el Gobierno no reconociendo lo perdido en el año pasado, donde inicialmente nos ofrecieron un 15 %, decretaron un 32 % y la inflación fue de 47,6 por ciento”, aseguró a Efe la secretaria general de Docentes Argentinos Confederados (DAC), Mirta Petrocini.

La primera jornada de paro comenzó con una marcha por el centro de la capital argentina que desembocó en la icónica Plaza de Mayo, dónde portavoces de los gremios arengaron a los miles de participantes y advirtieron que si las negociaciones salariales no avanzan no garantizan el inicio escolar para la próxima semana.

“La semana que viene esperamos, deseamos y le decimos a los Gobiernos (provinciales) que convoquen (mesas de negociación) para poder destrabar este conflicto. No comenzar las clases es muy triste y muy preocupante para todos, pero hay un Gobierno que tiene una responsabilidad indelegable, que es garantizar la educación pública, proveerla y también controlarla”, agregó Petrocini.

Desde el Gobierno destacaron su posición de que “las paritarias lleguen a buen término”, en palabras del ministro de Educación nacional, Alejandro Oscar Finocchiaro, al término de la reunión que los docentes y miembros del Gobierno mantuvieron a mediados de febrero, en la que agregó que “la mayoría de las provincias están haciendo ofertas más que razonables”.

Además los docentes reivindican mejoras en las infraestructuras de los centros educativos de todo el país, ya que muchos no se encuentran en condiciones de iniciar el periodo lectivo y otros incluso presentan desperfectos que ponen en peligro la integridad de los alumnos.

“Me acaban de avisar que en un distrito se cayó un techo y están evacuando en este momento a los chiquitos. En otra localidad las obras están sin terminar, las aulas están inhabitables y también están trasladando a los chicos. Lo que exigimos es la dignidad del enseñar y de aprender, la justicia para toda la comunidad educativa”, destacó.

Los profesionales que se sumaron al paro lo hicieron bajo “las amenazas y la intimidación” por parte del Gobierno, según afirmó el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires, Roberto Baradel.

“(La adhesión) fue masiva, fue contundente, 93 % a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires entre el 87 % y 90 % a pesar de las amenazas, la intimidación y el amedrentamiento que llevaron adelante los ministros de María Eugenia Vidal (gobernadora de la provincia bonaerense)”, declaró Baradel ante los medios.

Asimismo, el directivo sindical reiteró la intención de los docentes de poner fin a un conflicto que se prolonga por más de un año.

“No podemos vivir en conflicto permanente, estamos dispuestos a resolver este conflicto en tanto y en cuanto reconozcan la pérdida del poder adquisitivo y aumenten la inversión en infraestructura que convierta a las escuelas en lugares seguros”, manifestó.

En la protesta de hoy miércoles y en los tres días que en principio durará el paro estarán presentes trabajadores de la educación primaria, secundaria, terciaria y universitaria, a pesar de que los de esta última manejan fechas diferentes para el inicio del periodo lectivo.

“Tenemos un congreso nacional los docentes universitarios el 21 de marzo (…) Nosotros hemos dicho que, si para el 25 de marzo no tenemos la propuesta concreta que empate con la inflación de 2018 y sea mínimamente seria para 2019, el 25 de marzo entramos en paro en todas las universidades nacionales”, aseguró a Efe el secretario general de la Federación Nacional de Docentes Universitarios, Luis Tiscornia.

Docentes y representantes de los gobiernos provinciales y nacionales deberán llegar a un acuerdo para resolver el ajuste salarial que se corresponde al ejercicio de 2018 para desbloquear una situación que amenaza con repetirse cuando llegue el momento de negociar la situación de 2019. EFE

apr/rgm/lnm