Abogada de jóvenes muertos en McDonald’s pedirá ampIar denuncia a asesinato

22 de diciembre de 2019
Abogada de jóvenes muertos en McDonald’s pedirá ampIar denuncia a asesinato

Lima, 22 dic (EFE).- La defensa de la familia de una de las dos víctimas mortales de una descarga eléctrica en el interior de un establecimiento de McDonald’s, en Lima, solicitará a la Fiscalía que amplíe la denuncia contra la operadora de esa multinacional de comida rápida en Perú por “asesinato y atentado contra los trabajadores”.
“Inicialmente la 35 Fiscalía les inició investigación fiscal por homicidio culposo, pero nosotros vamos a denunciar que se amplíe por asesinato y atentado contra los trabajadores por someterlos a trabajar en condiciones infrahumanas”, señaló a Efe la abogada de la familia de Alexandra Porras, Elizabeth Carmona, durante una marcha realizada en Lima por familiares y amigos, quienes exigen justicia.
Asimismo, señaló que también denunciarán a la Municipalidad del distrito de Pueblo Libre, sede del establecimiento donde tanto Alexandra Porras, de 18 años, como Gabriel Campos, de 19, perdieron la vida en la madrugada del domingo pasado, mientras limpiaban, cuando sufrieron una descarga eléctrica de una de las máquinas de bebidas.
“La Municipalidad de Pueblo Libre es una de las principales entidades a las que vamos a denunciar”, por negligencia punible, al no haber supervisado las instalaciones, anotó la abogada.
EXIGEN LOS VÍDEOS
En medio de cánticos de amigos y familiares que se juntaron -flor blanca en mano- en los exteriores de uno de los locales de McDonald’s ubicado en el concurrido Parque Kennedy, del distrito limeño de Miraflores, para pedir justicia, la madre de Alexandra, Johana Inga, denunció que hasta ahora la operadora de McDonald’s en Perú, Arcos Dorados, no ha entregado los vídeos del suceso grabados por las cámaras del local.
“Hasta ahora no sabemos ni siquiera a qué hora han fallecido”, señaló la madre de Alexandra, vestida con un polo blanco y visiblemente afectada.
“Nosotros buscamos la verdad. Saber qué es lo que realmente pasó. Nos hemos comunicado para que nos envíen los vídeos de las cámaras de ese día y poder determinar qué es lo que realmente pasó”, agregó la abogada.
“ELLOS TRABAJABAN, NO COLABORABAN”
Personas mayoritariamente jóvenes se fueron reuniendo la tarde del sábado para pegar en los exteriores del McDonald’s del Parque Kennedy la foto emblema de la pareja que formaban Alexandra y Gabriel, quienes se han convertido en el símbolo de la precariedad laboral que viven miles de jóvenes en Perú.
“Yo puedo decir que es verdad lo que cuentan. No nos dan implementos para limpiar, solo nos dan una escoba, recogedor; no tenemos guantes, solo tenemos guantes de plástico para voltear la carne”, dijo a Efe José Rodríguez, de 23 años, quien fue también trabajador de McDonald’s en Lima hasta hace unos meses.
Con el grito de “ellos trabajaban, no colaboraban”, el grupo de amigos y familiares recorrieron algunos metros del parque, en el que sus rostros contrastaban con las decoraciones de Navidad que colorea la ciudad.
La indignación sobre el término “colaboradores” responde a que la cadena de comida rápida se refirió de esa manera a ambos jóvenes en un comunicado donde lamentó sus muertes.
“Nosotros no vamos a permitir que quede así. Al parecer McDonalds no está diciendo la verdad. Ellos no nos ven como trabajadores, nos ven como recursos reemplazables. Pienso que (el accidente) se pudo evitar y no sé cómo la Municipalidad no lo detectó”, agregó Rodríguez.
La cadena de comida rápida reconoció el viernes que la máquina de bebidas se encontraba en mal estado, y que esta información era de conocimiento de los empleados hasta 24 horas antes del accidente, pero que ello no fue comunicado de manera escalada a los superiores de mantenimiento.
McDonald’s mantiene todos sus establecimientos en Perú cerrados mientras realiza “revisiones generales”. EFE
mpg/fr
(vídeo)