Diamante Eléctrico, el “power trío” colombiano que seduce a Rolling Stones

4 de marzo de 2016

Bogotá, 4 mar (EFE).- El sonido original y crudo de “Diamante Eléctrico” hizo merecedora a la banda de un Grammy Latino, la convirtió en telonera de Foo Fighters en Bogotá y ahora convenció a Rolling Stones de ser el “power trío” indicado para abrir su primera presentación en Colombia el próximo 10 de marzo.

La agrupación colombiana, que se consolida en la escena del rock independiente latinoamericano con tan solo cuatro años de carrera, cumple con los requisitos que sus “satánicas majestades” buscan en los artistas que abren las presentaciones de su gira “Ole Tour”, con la que recorren América Latina.

Los integrantes de Diamante Eléctrico, Juan Galeano (vocalista), Daniel Álvarez (guitarrista) y Andee Zeta (baterista), son una agrupación nacional joven, relevante, con visibilidad nacional e impacto en las redes sociales, características que buscaba la banda más longeva del rock.

Álvarez, que además es ingeniero de sonido, aseguró en una entrevista con Efe que “hay que subir la vara”.

“En Foo Fighters teníamos las expectativas moderadas porque es un trabajo muy difícil. Ya se vuelve un juego más que musical. Ahora debe ser mejor y hacer que la gente se entretenga los 30 ó 40 minutos que toquemos”, indicó.

Para los músicos Esta será también la oportunidad de cerrar un ciclo junto al productor leyenda británico Andrew Loog Oldham, quien después de trabajar con Rolling Stones, The Beatles, Fleetwood Mac y Charlie García, entre otros, produjo dos discos con la banda colombiana.

Los colombianos, que se fusionaron en 2012 como Diamante Eléctrico y completan más de 15 años de trayectoria, aseguran que ya tuvieron “la oportunidad de estar con un Stone hace unos años”, al referirse a su trabajo con el mánager y descubridor de los británicos en la década de los sesenta.

Ahora compartirán el escenario con los propios Rolling Stones, su “banda favorita”, “un sueño hecho realidad”.

Del productor británico confirman que aprendieron que “menos es más”, premisa musical que rige a Diamante y con la que continuamente se reinventan.

“Esta banda es muy sencilla, nosotros no tenemos pretensiones de querer ser los mejores músicos del mundo, lo somos, pero no lo demostramos”, dijo entre risas Galeano.

Con más de 250 presentaciones en Colombia, México y las ciudades estadounidenses de Los Ángeles, Nashville y Nueva York, un récord para una banda joven en Colombia, Diamante Eléctrico se unirá “a la celebración para hacer parte de la fiesta”.

“Ojalá los podamos conocer y podamos darles un abrazo porque gracias a ellos agarramos una guitarra y un bajo hace veinte años”, contó el vocalista del grupo.

Miles Davis, Johnny Burnette, BB King, Deja Voodoo, Iron Maiden, Víctor Jara y otros tantos han definido el sonido y la forma en que este grupo se ancla a sus raíces.

Su estilo “conserva la rabia” de sus inicios con el que buscaron desligarse del “deber ser de la industria musical”.

También crearon una sinergia con la que en 2015 consiguieron que la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación los nominara en la categoría “Mejor Canción Rock” por su tema “Todo va a arder” y les entregara el gramófono como “Mejor Álbum Rock” por su segunda producción discográfica “B”.

“Venimos para una evolución y no queremos ser una gran banda en 2016, queremos ser leyenda y el camino para serlo es arduo. Es un camino donde uno hace discos diferentes y se reta cada vez y reta a la gente”, sostuvo el guitarrista del grupo.

La también ganadora del premio Shock a “Mejor Artista Rock” en 2013 y el premio POTQ de Chile como “Banda Revelación Iberoamericana” en 2014 viajará a Texas, (EE.UU.), donde participará en el festival South by Southwest y realizará una gira antes de regresar a Bogotá para sumergirse en la producción de su tercer trabajo musical en abril.

En su nuevo disco, “un poco más experimental”, Diamante Eléctrico le apostará a un sonido totalmente análogo y “sesentero en general”, por lo que compartirá el estudio con el productor Josh Smith, mano derecha del legendario guitarrista de The White Stripes, Jack White, un amante de este tipo de trabajos con ese “groove” de otra época.