Detienen a una veintena de tártaros de Crimea por pertenecer a grupo terrorista

27 de marzo de 2019
Detienen a una veintena de tártaros de Crimea por pertenecer a grupo terrorista

Moscú, 27 mar (EFE).- El Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia detuvo hoy a una veintena de tártaros en la península de Crimea por pertenencia al proscrito movimiento islamista Hizb ut-Tahrir, declarado una organización terrorista en este país.

“En el marco de una operación especial realizada en la república de Crimea se abortaron las actividades de un grupo perteneciente a la organización terrorista internacional Hizb ut-Tahrir”, informó el FSB en un comunicado recogido por la agencia Interfax.

La entidad especificó que se trataba de 20 personas “entre cabecillas y miembros”, mientras Amnistía Internacional (AI) habla en un comunicado de una veintena de detenidos “como mínimo”.

El FSB afirmó que las investigaciones operativas establecieron que estas personas realizaban “actividades anticonstitucionales” basadas en la doctrina de la creación de un califato mundial, la destrucción de las instituciones laicas y el “derrocamiento violento de las autoridades”.

Además, el FSB acusó a los miembros de conspirar y distribuir en la península una ideología terrorista y aseguró que “reclutaban a musulmanes crimeos”.

Por su parte, la comisionada de Derechos Humanos del Parlamento de Ucrania, Liudmila Denísova, anunció en su cuenta de Facebook que en Simferópol, la capital de Crimea, se llevaron a cabo registros en casas de tártaros crimeos, algunos de los cuales fueron detenidos.

AI precisa en su nota que los apresamientos tuvieron lugar en varias localidades de la península, anexionada por Rusia hace poco más de cinco años, y que la redada fue la mayor de los últimos meses contra la minoría tártara.

Según la directora de AI en Ucrania, Oxana Pokalchuk, la represión de los tártaros, que se siguen oponiendo a la anexión rusa y se mantienen fieles a Kiev, no ha cesado desde 2014.

Aunque Rusia proscribió a Hizb ut-Tahrir como una organización terrorista desde 2003, ni Ucrania ni la mayor parte de Europa la han declarado ilegal. EFE

ss/io/si