Descubren diversidad epigenética en los tumores

21 de agosto de 2016
Descubren diversidad epigenética en los tumores

Un estudio liderado por Manel Esteller, experto del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge, ha descubierto que los tumores colorectales presentan heterogeneidad epigenética que se relaciona con el curso clínico de la enfermedad. 

SINC. Un equipo del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge (IDIBELL), liderado Manel Esteller, director del programa de Epigenética y Biología del Cáncer, ha descubierto que los tumores colorectales presentan heterogeneidad epigenética. Los resultados del trabajo han sido publicados en la revista Gastroenterology, la más prestigiosa en el área de las enfermedades del aparato digestivo.

Los tumores humanos están adaptados para crecer a un ritmo exponencial dentro del paciente, disponiendo además de la capacidad para amoldarse y sobrevivir a los cambios ambientales que puedan sufrir, como sería por ejemplo la administración de quimioterapia o radioterapia. Parte de esta habilidad se cree que es debida a la existencia de diversos tipos de células cancerosas dentro de un mismo tumor: es el concepto que se conoce como heterogeneidad.

Tres regiones en cáncer colorrectal

En este sentido, los primeros estudios ya empezaban a demostrar la existencia de algunas lesiones genéticas distintas a nivel intratumoral. Sin embargo, se desconocía si los cambios epigenéticos, es decir, las alteraciones de la actividad de los genes, que son mucho más dinámicas, también podían ser heterogéneas.

“En pacientes con cáncer colorectal, hemos determinado el epigenoma de tres regiones de cada tumor individual: la zona que mira a la luz del tubo digestivo, la zona central y la que crece hacia los vasos sanguíneos. Los resultados demuestran la existencia de heterogeneidad intratumoral, lo que significa que cada región presenta diferencias”, comenta Esteller.

Según explica el investigador,  la región epigenéticamente más distinta es el frente invasivo, la zona que interacciona con los tejidos normales adyacentes. “También hemos visto que la región intratumoral más parecida a las metástasis de los pacientes es la más antigua del tumor, indicando la posible presencia de diseminación incluso en estadios aparentemente tempranos”, agrega.

La heterogeneidad epigenética intratumoral también puede tener aplicaciones en pronóstico, explica el investigador. “Además, los datos reflejan que cuanto más se parecen las tres regiones, más agresividad demuestra el tumor, como si se hubiera seleccionado ya la población celular con más capacidad de proliferación. Los estudios del nivel de heterogeneidad molecular de los tumores podrían así ser usados como predictores del pronóstico de los mismos y de su potencial para adquirir resistencias a las terapias”.