Descendientes de militares buscan frenar traslado de monumento en EEUU

30 junio, 2020
Descendientes de militares buscan frenar traslado de monumento en EEUU

Miami, 30 jun (EFE).- Un grupo de descendientes de militares confederados estadounidenses presentó una demanda judicial que busca detener la remoción de un histórico obelisco confederado en San Agustín ordenada por el Gobierno de esta ciudad del norte de Florida tras la ola de protestas contra el racismo en el país.

La Comisión (Concejo) de San Agustín (Florida), la más antigua de las ciudades existentes en Estados Unidos, aprobó el lunes pasado por 3 a 2 votos el traslado del monumento en honor a un militar considerado esclavista y opresor.

Los demandantes, 38 descendientes de militares confederados, el Consejo de Veteranos del Condado de St. Johns y el capítulo local de la Asociación de Oficiales Militares de EE.UU., argumentan que la decisión no cursó el proceso de revisión adecuado.

Aseguran que el obelisco en honor al general William Loring, ubicado en la Plaza de la Constitución de esta ciudad turística, es diferente de otros monumentos confederados porque fue un esfuerzo comunitario, arte público e historia social.

«Los ex soldados y políticos tuvieron dificultades para recaudar fondos para erigir monumentos, por lo que la tarea recayó principalmente en las mujeres, las madres, las viudas y los huérfanos, las novias y hermanas desconsoladas», agregan los demandantes.

Urgieron un estudio de viabilidad de la Junta de Revisión de Arquitectura Histórica de este monumento levantado en 1879 y que tiene labrado los nombres de soldados confederados muertos.

El lunes pasado tras una larga reunión comunitaria el gobierno de San Agustín,  que celebró el año pasado sus 500 años de fundación por el español Pedro Menéndez de Avilés, decidió el traslado del monumento.

El alcalde, Tracy Upchurch, ha señalado que no fue una decisión a la ligera por tratarse del segundo más antiguo monumento confederado del estado de Florida.

Sin embargo, los demandantes aseguran que Upchurch presionó al Concejo para acelerar la remoción.

Varios monumentos confederados han sido vandalizados y removidos en Estados Unidos tras la ola de marchas y manifestaciones por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Minesota el pasado 25 de mayo.

Figuras hispanas como las estatuas del escritor Miguel de Cervantes y el misionero fray Junípero Serra también han sufrido ataques.

La estatua del misionero español fue derribada y la del autor de «El Quijote» pintada con la palabra «bastardo» en la ciudad de San Francisco.

La Embajada de España en Washington lamentó los ataques a estas estatuas y manifestó que continuará con su defensa del legado español en Estados Unidos. EFE

ims/cfa