Delegación rusa llega mermada a Río en medio de escándalo de dopaje

29 de julio de 2016
Delegación rusa llega mermada a Río en medio de escándalo de dopaje

La delegación rusa llegó este jueves a Río de Janeiro, mermada en medio de un gigantesco escándalo de dopaje que dejó a un centenar de atletas fuera del mayor evento deportivo del mundo.

Vestidos con los colores del país, unos 70 rusos llegaron pasadas las 22H00 GMT y fueron recibidos en el área de desembarque del aeropuerto internacional por decenas entusiastas de fanáticos rusos que ondeaban banderas, tenían las caras pintadas con los colores nacionales y gritaban vítores, constató un periodista de la AFP.

“Sólo deportistas limpios llegaron aquí hoy”, aseguró a periodistas Yuri Butnev, de la sección de comunicaciones y mercadeo del Comité Olímpico Ruso, traducido por un voluntario.

Los atletas respondieron con saludos y sonrisas la calurosa recepción.

“Necesitamos duplicar nuestro apoyo por esta historia, nuestro equipo necesita ser más fuerte”, dijo a la AFP Anatoly Saving, de 33 años y natural de la ciudad rusa de Taganrog.

El arribo de la delegación rusa, una potencia olímpica, se realizó en medio de un fuerte operativo de seguridad.

Aún no llegaron todos los atletas. El contingente definitivo se conocerá el sábado, una vez que todas las federaciones hayan hecho la criba, entre ellas las de boxeo, ciclismo y gimnasia.

Ya tres ciclistas fueron suspendidos este jueves por estar mencionados en el informe McLaren, que reveló un sistema de dopaje organizado por el Estado, y que contaba con ayuda activa de los servicios secretos, entre 2011 y 2015 en 30 disciplinas deportivas distintas.

Por este escándalo, el Comité Olímpico Internacional casi suspende toda delegación rusa, pero al final delegó la decisión en las federaciones internacionales.

En total, 111 de los 387 deportistas que desfilarían en Rio el 5 de agosto en el Maracaná fueron suspendidos, entre ellos 77 miembros del equipo de atletismo.

“Si el gobierno es culpable, no deben ser culpados los deportistas”, consideró por su parte Elizaveta Kondrateva, de 22 años y de Yaroslavl.