Davutoglu dice que Turquía respeta libertad prensa y “Zaman” es caso judicial

8 de marzo de 2016
Davutoglu dice que Turquía respeta libertad prensa y “Zaman” es caso judicial

Bruselas, 8 mar (EFE).- El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, afirmó hoy que Turquía respeta la libertad de prensa y aseguró que la confiscación del diario Zaman, crítico con el Gobierno, responde a un caso judicial y no a la intervención del Ejecutivo turco.

“La libertad de expresión es uno de nuestros valores básicos, no solo de la Unión Europea, sino también de la democracia turca”, sostuvo Davutoglu al ser preguntado en rueda de prensa acerca de si había tratado el caso de Zaman con sus socios comunitarios.

El primer ministro turco aseguró que en su país los medios gozan de libertad y la prueba es que hay muchos que “se oponen al Gobierno y lo critican duramente”.

“Estoy en contra de cualquier restricción de la libertad de expresión y de prensa”, afirmó.

En Turquía tenemos medios “muy dinámicos” y el año pasado tuvimos dos elecciones con una ambiente también “muy dinámico”, aseguró, al tiempo que dijo que también en el Parlamento turco “todas las visiones marginales son discutidas libremente sin ninguna restricción”.

“El caso que menciona (en referencia a Zaman) es un caso judicial no un caso político”, subrayó.

Según el primer ministro, la acusación de los fiscales está relacionada con blanqueo de capitales y ciertos delitos cometidos por una red ilegal infiltrada en el Estado que utilizaba policía y procesos judiciales y que, a través de este medio, conspiraban contra las libertades individuales de ciertos ciudadanos turcos.

Davutoglu dijo que serán los tribunales y no el Gobierno los que decidan en este caso, de la misma manera que hace dos semanas el Tribunal Constitucional decidió dejar en libertad a dos periodistas que estaban bajo custodia por revelar documentos clasificados del Estado, algo que es un delito en muchas sociedades democráticas, argumentó.

“La misma independencia es valida para esta corte” (la que tiene que decidir sobre Zaman), sostuvo.

“En ninguno de estos casos yo o mi gobierno ha tenido ningún impacto en las decisiones (…) han sido decisiones puramente judiciales”, aseguró.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, por su parte, intervino tras Davutoglu para recalcar que “la libertad de prensa sigue siendo una condición clave para el proceso de adhesión” y que no existe ningún cambio sobre esto.

La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró por su parte que los líderes comunitarios abordaron con Davutoglu la situación, y han “dejado claro lo importante que es para nosotros la libertad de prensa”, aunque en la declaración final solamente consta que se ha discutido el asunto pero sin ninguna valoración.

Justificó además que, si la UE quiere proteger sus fronteras la cooperación con Turquía “es realmente necesaria”. EFE