Cumbre de alcaldes cierra en Sudáfrica con promesa de un futuro urbano mejor

16 de noviembre de 2019
Cumbre de alcaldes cierra en Sudáfrica con promesa de un futuro urbano mejor

Johannesburgo, 16 nov (EFE).- La Cumbre Mundial de Líderes Locales y Regionales concluyó hoy su sexta edición en Sudáfrica, tras cinco días de trabajo que sirvieron para reforzar el movimiento municipalista de cara a un futuro predominantemente urbano y para el que prometen ciudades más sostenibles e inclusivas.

La cumbre, organizada por el foro Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), tuvo lugar en la urbe de Durban (este) y supone el mayor encuentro de alcaldes, presidentes de asociaciones, concejales y representantes locales y regionales de todo el mundo.

“El cambio transformativo será local o, simplemente, no será”, sostiene la Declaración Política de Durban, el documento que recoge las principales conclusiones adoptadas por este movimiento en esta cumbre.

“Las comunidades, en relación con sus territorios, necesitan estar en el centro de la toma de decisiones para ubicar los logros significativos de la agenda global y para asegurar una vida decente y un futuro sostenible para las próximas generaciones”, agrega.

Esta sexta edición contó con unos 3.000 participantes y con ponentes llegados de más de 80 países que debatieron sobre el futuro de los modelos urbanos y sobre los retos compartidos a los que se enfrentan las ciudades de todo el mundo en el siglo XXI.

Así, hasta Durban se desplazaron líderes locales y regionales de lugares como Colombia, Líbano, Uruguay, Portugal o de las ciudades españolas de Soria, Bilbao, Barcelona y Sevilla.

La alcaldesa barcelonesa, Ada Colau, por ejemplo, reivindicó más competencias para las ciudades como única vía para hacer frente a problemas como la “especulación” o los retos de la vivienda; mientras que el bilbaíno Juan Mari Aburto compartió cómo su ciudad pasó de ser “gris” e industrial a ser “verde” y moderna.

El foro busca ser una plataforma para que las preocupaciones comunes de lo local se discutan a nivel global, enfocadas en temas como el desarrollo sostenible, la solidaridad, la movilidad, la igualdad de género o la digitalización y el gobierno abierto.

Durante la ceremonia de cierre, la secretaria general de CGLU, la española Emilia Sáiz, anticipó que el movimiento municipalista continuará impulsado por el principio de “igualdad” y el de proteger y trabajar para “los suyos”.

“Este será un movimiento que dará pasos colectivos contra la pobreza, porque la pobreza no puede ser una opción nunca más, la desigualdad no puede ser una opción nunca más y la solidaridad está en nuestro ADN”, dijo Sáiz.

“Nos centraremos en la prestación de servicios, que cerrarán la brecha entre el ‘tener’ y el ‘no tener’. El desarrollo va de la prestación de servicios locales y la comunidad internacional necesita entender que estamos listos para escuchar”, agregó.

Sáiz recalcó también que ellos son “el gobierno de la gente para la gente” y que cimentarán el camino para un nuevo “contrato social”.

En la jornada final de la reunión de Durban se acordó que la próxima edición de la cumbre, que se celebra cada tres años, tenga lugar en la localidad coreana de Daejeon.

Asimismo, se definió que Mohamed Boudra, alcalde de la localidad marroquí de Alhucemas (norte), ocupe la próxima presidencia de CGLU, recogiendo el testigo del sudafricano Parks Tau. EFE