Creer en el libre albedrío te hace sentir más auténtico

3 de septiembre de 2016
Creer en el libre albedrío te hace sentir más auténtico

¿Tenemos libre albedrío? Esta es una pregunta que los estudiosos han debatido durante siglos y probablemente seguirán debatiéndolo en los siglos venideros.

Esta no es una pregunta que yo pueda responder, pero lo que me interesa es “¿Qué pasa si hacemos (o no) que creemos en el libre albedrío?” En otras palabras, ¿no creer en el libre tendrá importancia en su vida diaria?

Mis colegas y yo en el Laboratorio de Psicología Existencial de la Universidad A& M de Texas estudiamos los resultados psicológicos de la creencia en el libre albedrío. Mientras contemplaba mi próximo proyecto de investigación, me di cuenta en algún momento de nuestras vidas, todos queremos entender lo que somos, es la naturaleza humana. Por lo tanto, decidimos explorar cómo la creencia en el libre albedrío influye en nuestro sentido de uno mismo y la identidad.

¿Qué es el libre albedrío?

El libre albedrío se entiende generalmente como la capacidad de elegir libremente nuestras propias acciones y determinar nuestros propios resultados. Por ejemplo, cuando te despiertas por la mañana, ¿apagas el despertador? ¿te pones tu equipo de entrenamiento y sales a correr? ¿Agarras una taza de café caliente? Mientras que estos son ejemplos sencillos, si crees en el libre albedrío, crees que hay un número ilimitado de acciones que puedes realizar cuando te despiertas por la mañana, y todos ellos están dentro de tu control.

Creer en el libre albedrío ayuda a las personas a ejercer control sobre sus acciones. Esto es particularmente importante para ayudar a la gente a tomar mejores decisiones y que se comporten más virtuosamente.

Por ejemplo, la investigación encontró que la promoción de la idea de que una persona no tiene libre albedrío hace que las personas se vuelven más deshonestas, se comporten de manera agresiva e, incluso, se ajusten a los pensamientos y opiniones de los demás.

¿Y cómo podemos hacer a la gente moralmente responsable de sus acciones si no creen que tienen el libre albedrío para actuar de forma diferente? La creencia en el libre albedrío nos permite castigar a las personas por sus comportamientos inmorales.

Por lo tanto, no sólo hay un valor creer en el libre albedrío en sí mismo, sino que esa creencia tener efectos profundos en nuestros pensamientos y comportamientos. Visto así, es lógico pensar que la creencia en el libre albedrío influye en cómo nos percibimos a nosotros mismos.

Puedes estar pensando: “Por supuesto creer en al libre albedrío influencia lo que siento acerca de mí mismo”. A pesar de que esto parece obvio, sorprendentemente pocos estudios han examinado esta cuestión. Por lo tanto, dirigí dos estudios para entender más acerca de cómo nos hace sentir creer en el libre albedrío.

En el primer estudio, Recluté 304 participantes de Amazon Mechanical Turk y se les asignaron ,al azar, escribir sobre cualquiera de las experiencias personales que reflejan una creencia alta en el libre albedrío, como cambiar las trayectorias profesionales o resistirse a las drogas o el alcohol, o las experiencias que reflejan una baja creencia en el libre albedrío, como crecer en la pobreza o trabajar bajo un jefe autoritario. Luego, se les pidió a todos que evaluar su percepción de sí mismos.

Los participantes que escribieron sobre las experiencias que reflejan una creencia baja en el libre albedrío reportaron sentirse menos “en contacto” con su verdadero ser. En otras palabras, se sentían como si no se conocieran a sí mismos tan bien como a los participantes que escribieron acerca de las experiencias que indicaban una elevada creencia en el libre albedrío.

Entonces, llevé a cabo un segundo estudio, éste de seguimiento que buscaba  testear el propio sentido de la autenticidad, la sensación de que uno se comporta de acuerdo a sus propias creencias, deseos y valores.

Recluté otro grupo de participantes de Amazon Mechanical Turk, y al igual que el primer experimento, se les asignaron al azar escribir sobre experiencias personales que demuestran alta creencia en el libre albedrío o bajo la creencia en el libre albedrío. A continuación, todos ellos completaron una tarea de toma de decisiones donde tuvieron que hacer una serie de decisiones acerca de la posibilidad de donar dinero a la caridad o para mantener el dinero para sí mismos.

Posteriormente, los participantes fueron interrogados cuán auténticos se sentían, mientras tomaban sus decisiones. Los participantes en el grupo de bajo libre albedrío reportaron sentirse menos auténtico que los participantes en el grupo alto de libre albedrío.

¿Entonces, qué significa todo esto?

En última instancia, cuando las personas sienten que tienen poco control sobre sus acciones y los resultados en la vida, se sienten más distantes de su ser más auténtico. Están menos en contacto con lo que son y no creen que sus acciones reflejen sus creencias y valores fundamentales.

Creemos que esto se debe a que la creencia en el libre albedrío está ligada a los “sentimientos de agencia”: el sentido de que somos los autores de nuestras acciones y estamos participando activa y comprometidamente con el mundo. Como te puedes imaginar, este “sentido de la agencia” es una parte importante de la identidad de una persona.

La importancia de sentirse como si estuvieras en control de tu vida se aplica a acciones significativas como cambiarse o conseguir un nuevo trabajo, o reflexionar sobre las grandes preguntas de la vida. Pero también se aplica a las pequeñas decisiones que tomamos durante todo el día.

He aquí una simple, aunque relacionable con el tema, decisión a la que me enfrento a cada mañana. Cuando me despierto y decido ponerme mi equipo de entrenamiento y salir a correr, en lugar de apagar el despertador. Al hacerlo puedo sentir que soy el que toma las decisiones principal de esta rutina de la mañana. Además, es más probable que esté actuando desde la parte de mí que valora la salud física.

Pero, ¿qué pasa si me despierto y me siento como si no pudiera hacer ejercicio porque tengo que ir a trabajar o algún otro factor externo que hace difícil el hacerlo? Yo podría sentir como si alguien o algo más está controlando mi comportamiento, y tal vez, sentirme menos como mi verdadero ser.

Por lo tanto, ¿tienes libre albedrío? ¿lo tiene alguno de nosotros? Recuerda, la cuestión no es la de si existe o no, sino si crees que actúas gracias él.