Conviccion, creencia y fortaleza, el camino para cruzar la meta

22 marzo, 2020
Conviccion, creencia y fortaleza, el camino para cruzar la meta

Hakermann Salcedo Mata. La poesía es la esencia de la vida y transcribir del alma. –

Emprender un camino que te conduzca a un pleno desarrollo espiritual es como una carrera de obstáculos ; muchos de estos están puestos en la ruta de forma deliberada para que pasemos por ellos.
Están allí para hacernos comprender y expresar nuestras propias capacidades. Todos tenemos tal fortaleza, pero parece que no lo sabemos. Al parecer necesitamos que nos desafíen y nos pongan a prueba para comprender nuestras propias capacidades. De hecho esta es una ley natural. Si un río fluye con facilidad, el agua no expresa su poder, pero una vez que le pones un obstáculo, por ejemplo una presa, entonces puedes ver que su fuerza genera mucha electricidad.

Es un buen momento para emprender esa carrera interna, desarrollarnos, hacer nuevas estrategias, prepararnos y adaptarnos a estos tiempos.
Despertar el estado interno de nuestra esencia, que posiblemente la tenemos dormida y olvidada, es indispensable.

Cuando inicias un camino o emprendes una ruta, siempre ignoras muchas de las cosas que encontrarás a lo largo de esa travesía, siempre esperas llegar al final en forma airosa o triunfante, sin embargo, has de encontrar situaciones inesperadas en el transcurso de lo que emprendes.

Tratar de alcanzar momentos o estados de plenitud interna, conlleva una búsqueda que te haga sentir y cambiar lo cierto por lo incierto, pero no puedes detenerte, debes continuar adelante y evadir aquello que impida completar lo anhelado para sentirte realizado.

Tu fuerza interna en aquello que crees, han de llevarte al estado espiritual que deseas alcanzar para emprender nuevas batallas.

El ser humano está por naturaleza a la altura de las diversas circunstancias que suelen presentársele en la vida.

A medida que encuentras los desafíos, vas desarrollando las habilidades para afrontarlos con la fuerza de tus esperanzas y deseos, en la medida de la disposición para afrontarlos. En esa medida has de asumir y afrontar los desafíos y vencerlos.

Un sendero que recorres sin encontrar lo inesperado en el camino, se convierte en lo monótono, un camino en el cual sientes encontrar lo inesperado y vencerlo, presenta en ti la actitud de haber logrado el estado anhelado y te impulsa a emprender la batalla del mundo exterior y seguro has de alcanzarla

Todo inicio te hace sentir incertidumbre, el comienzo de lo que emprendes te lleva a dudar si has de llegar al final del camino, tu convicción, tu creencia y fortaleza han de ser compañeras inseparables a lo largo del camino y han de acompañarte hasta el cruce de tu meta

Persevera y vas a lograrlo…