Controlada la situación en isla de Galápagos tras el hundimiento de gabarra

25 de diciembre de 2019

Quito, 25 dic (EFE).- La situación está “totalmente controlada” en la isla San Cristóbal, del archipiélago ecuatoriano de Galápagos, donde el pasado fin de semana se hundió una gabarra de carga en un pequeño embarcadero, informó este martes a Efe Jorge Carrión, director del Parque Nacional Galápagos.
Recordó que se trató de un accidente con la gabarra que “no produjo un derrame”, pero se registraron pequeñas manchas de combustible pues “como la embarcación entera está en contacto con el agua, el agua de mar entró en contacto con la sala de máquinas”.
En ese sector -apuntó- hay restos de lubricantes, aceite y combustible y de ahí “las pequeñas manchas que se visualizaron en la superficie del mar”.
Como medida de prevención, “mantenemos el área acordonada, delimitada con barreras de contención, mantenemos también material absorbente”, agregó al subrayar que el combustible de la barcaza siguen en sus tanques, y la “situación está totalmente controlada”.
El pasado domingo, autoridades ecuatorianas emprendieron varias acciones para encarar un riesgo ambiental por el hundimiento de la gabarra Orca en la Isla San Cristóbal, la más oriental del archipiélago de Galápagos.
Según las primeras informaciones, la gabarra había acoderado junto al pequeño embarcadero, desde donde una grúa pretendía colocar un contenedor de generación eléctrica en el barco, cuando de pronto se produjo el accidente al caer violentamente la carga -aún atada a la grúa- sobre la gabarra y hundir la embarcación.
La tripulación de la barcaza logró saltar a tiempo al mar y sólo una persona, que fue reportada como herida, fue trasladada a un hospital de la ciudad de Puerto Baquerizo Moreno, en San Cristóbal.
Como consecuencia de este percance se hundieron la gabarra, el contenedor y la grúa.
En 2001, el buque “Jessica” encalló en la llamada Bahía del Naufragio, en la entrada al Puerto Baquerizo Moreno, la capital de la Isla San Cristóbal y generó un vertido de combustible que afectó a varios ejemplares de lobos marinos, piqueros y pelícanos.
Las islas Galápagos fueron declaradas en 1978 como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
El archipiélago está situado a unos mil kilómetros al oeste de las costas continentales de Ecuador y es considerado un laboratorio natural que permitió al científico inglés Charles Darwin desarrollar su teoría sobre la evolución. EFE
sm/cfa