Conoce 3 de las desventajas más comunes de utilizar weareables

23 de septiembre de 2016
Conoce 3 de las desventajas más comunes de utilizar weareables

La utilización de este tipo de dispositivos tuvo una auge el año pasado debido a la tendencia por el cuidado de la salud y la cultura fitness, sin embargo, no todo es tan perfecto como parece.

Hasta hace poco era imposible pensar que la tecnología podía ayudarnos en todos los ámbitos de la vida, incluso en el cuidado de nuestra salud; pero el uso de wereables cambió la perspectiva.

La utilización de este tipo de dispositivos tuvo una auge el año pasado debido a la tendencia por el cuidado de la salud y la cultura fitness; sin embargo son muy pocas ventajas las que pueden ofrecer a sus usuarios, aquí te presentamos algunas:

1. No ayudan a reducir peso

De acuerdo con una reciente investigación publicada en el Journal of the American Medical Association (JAMA), los pacientes que utilizan estos dispositivos perdieron menos peso que los que supervisan su propia actividad física.

La investigación demostró que una simple dieta y un plan de ejercicios es la mejor estrategia para perder peso, pues solamente representan un sistema para monitorear el peso.

2. Crean dependencia entre sus usuarios

El citado estudio también dejo entrever que podría existir una relación de dependencia entre los usuarios y este tipo de dispositivos, pues representan una aparente forma de mejorar la salud, lo cual genera en el usuario una falsa sensación de seguridad que bien podría reemplazarse con su fuerza de voluntad.

3. Son costosos

Según cifras de GfK, en 2015 se vendieron 25 millones de unidades trackers de salud. Tan sólo en América del Norte se vendieron 8,500 millones en 2015. Pero las ventas no se detienen, la firma de investigación IDC determinó que en 2016 habrá un aumento de 44.4% en los wereables vendidos.

Sin embargo, esto no significa que los usuarios estén cómodos con su decisión de compra, pues de acuerdo con una encuesta realizada por Ericsson entre 5,000 personas, 33% de los compradores dejaron de utilizar sus dispositivos tan solo dos semana después de haberlos comprado.