Confirman sobreseimiento de exministro chileno por prescripción de delitos

16 de abril de 2016
Confirman sobreseimiento de exministro chileno por prescripción de delitos

Santiago de Chile, 16 abr (EFE).- La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó hoy el sobreseimiento del exministro chileno de Economía y exsenador socialista Carlos Ominami, imputado por delitos tributarios debido a la prescripción de los mismos, informaron fuentes judiciales.

Ominami, que fue ministro de Economía en el Gobierno de Patricio Aylwin (1990-1994) y después un influyente senador del Partido Socialista, fue imputado en la arista SQM de la financiación ilegal de campañas electorales.

En un fallo dividido, la XI Sala del tribunal de alzada santiaguino confirmó un dictamen del pasado 29 de marzo del juez Daniel Aravena, del VIII Juzgado de Garantía, quien determinó que los delitos que se le imputaban estaban “fuera de plazo”.

En su fallo el magistrado subrayó que Ominami quedaba con “nueve meses a su favor”, pues el delito se había extinguido hacía 270 días.

Soquimich (SQM), la mayor productora de abonos químicos y de litio del mundo, ha sido relacionada a la financiación ilegal y a cohecho (sobornos) a parlamentarios, ministros y otros funcionarios para la aprobación de algunas leyes.

Las contribuciones se justificaban como pagos de honorarios por servicios inexistentes, que eran avalados con facturas falsas, que adicionalmente servían a la empresa para rebajar impuestos.

En ese marco, Ominami fue acusado de emitir facturas falsas a través de la empresa Alerce Talleres Gráficos, que se habrían canalizado para solventar su campaña electoral en 2009.

Los ilícitos tenían que ver con la facilitación de ocho facturas falsas por un monto total de 150 millones de pesos chilenos (unos 218.000 dólares), por los que Ominami arriesgaba una pena de hasta cinco años de prisión.

Según su defensa, en el momento de presentarse la querella en su contra, el 30 de octubre de 2015, ya habían transcurrido más de cinco años desde la ocurrencia de los delitos, que es el plazo para la prescripción de los mismos.

Según fuentes del caso, la resolución de hoy podría marcar un precedente para otras causas del mismo tipo, respecto de las cuales el Servicio de Impuestos Internos (SII) aún no ha presentado querellas contra los presuntos implicados, lo que dejaría sin castigo los ilícitos cometidos en las campañas electorales de 2009 y 2010.

Antes de ingresar al Partido Socialista, Carlos Ominami fue militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), un grupo que se enfrentó con las armas a la dictadura de Augusto Pinochet.

Unos 1.250 militantes del MIR murieron o desaparecieron y otros miles fueron torturados y encarcelados durante la dictadura, entre ellos su máximo dirigente, Miguel Enríquez, que murió en combate contra las fuerzas de la dictadura el 5 de octubre de 1974 en un barrio obrero de Santiago.

Carlos Ominami adoptó a Marco Enriquez, hijo del dirigente y lo crió como propio durante su exilio en Francia. Marco, que cambió su apellido por Enríquez-Ominami y creó el Partido Progresista, ha sido dos veces candidato a la Presidencia de Chile, en 2009 y 2013, y todavía figura en las encuestas entre los políticos con más futuro.

Su popularidad, no obstante, ha decaído en las últimas semanas pues también es objeto de una investigación por presuntos aportes financieros de SQM a sus campañas.

Al margen de las cuitas judiciales, sobre Carlos Ominami y su hijo adoptivo ha caído la crítica desencantada de sectores de izquierda, que no toleran que hayan recurrido a SQM, una empresa controlada por Julio Ponce Lerou, un exyerno del dictador Augusto Pinochet, quien ordenó el exterminio del MIR. EFE