Compañía recibe certificación para producir cannabis medicinal en Colombia

4 septiembre, 2019
Compañía recibe certificación para producir cannabis medicinal en Colombia

Bogotá, 4 sep (EFE).- Clever Leaves se convirtió en la primera compañía autorizada por la autoridad sanitaria colombiana para producir medicamentos a base de cannabis medicinal en el país, lo que le permitirá acceder a mercados de América Latina, informó este martes la empresa.

«Este es un hito muy importante para la industria del cannabis, con la certificación el país está listo para ser el líder mundial de esta industria», afirmó en un comunicado el presidente de Clever Leaves, Andrés Fajardo.

El certificado de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) expedido por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) permite a la compañía producir medicamentos a base de recursos naturales con formas farmacéuticas de soluciones olorosas.

«Clever Leaves está elaborando productos para atender pacientes en varios países del mundo y estamos a la espera de algunos detalles regulatorios para que pacientes en Colombia puedan acceder a estos productos farmacéuticos», dijo Fajardo.

Según la compañía, la evidencia científica soporta el uso del cannabis medicinal en caso de padecer dolor crónico, síntomas secundarios a causa de la quimioterapia y enfermedades como la esclerosis múltiple.

El ejecutivo indicó que la empresa genera más de 500 empleos formales y promueve el desarrollo sostenible en donde se cultiva la planta.

El pasado 1 de agosto la compañía exportó cáñamo al Reino Unido, con lo cual se convirtió en el primer producto derivado de cannabis no psicoactivo del país andino que es vendido en el exterior.

Clever Leaves recibió en marzo pasado el primer cupo de cultivo con fines de comercialización de cannabis medicinal, y se convirtió así en la pionera en exportar el producto de forma legal en la historia de su país.

En Colombia el cannabis se legalizó a finales de 2015 para uso medicinal, con la posibilidad de licencias para la posesión de semillas, así como para establecer cultivos.

En julio de 2016 el Gobierno expidió los decretos que regulan la evaluación y el seguimiento a las licencias que otorga en el uso de semillas para siembra y el cultivo de plantas de cannabis psicoactivo y no psicoactivo. EFE

jfa/dsz/cav