¿Cómo se ha beneficiado Apple con los Note 7 “explosivos” de Samsung?

15 de septiembre de 2016
¿Cómo se ha beneficiado Apple con los Note 7 “explosivos” de Samsung?

La compañía surcoreana se ha visto obligada a retirar del mercado mas de 2.5 millones de teléfonos, un modelo que prometían ser el más cercano rival del iPhone 7.

Las acciones de Apple han repuntado esta semana ante la expectativa de los inversionistas de que la compañía resultará beneficiada por la debacle de su competidora coreana Samsung, ante los problemas de su teléfono Samsung Galaxy Note 7.

De esta manera, los títulos de la firma de la manzana alcanzaban este miércoles en el mercado de valores Nasdaq los US$111.30 por acción, su mejor cotización de los últimos seis meses, en una clara señal de que en los últimos días la empresa ha resultado favorecida por los problemas de Samsung.

Samsung Electronics, la principal fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, se ha visto obligada a retirar del mercado mas de 2.5 millones de teléfonos Galaxy Note 7, el más cercano rival del iPhone 7.

El Galaxy Note 7 fue puesto a la venta el 19 de agosto pasado, pero poco después de su salida al mercado comenzaron a aparecer en internet reportes de sobrecalentamiento de la batería mientras ésta se cargaba, llegando a provocar incendios en algunos casos.

Samsung ha lanzado un programa para reemplazar los teléfonos y ha diseñado un software para tratar de evitar el sobrecalentamiento de las baterías en las unidades que aún están en manos de los usuarios.

Gene Munster, analista de la firma de inversiones Piper Jaffray, indicó que los problemas del Galaxy Note 7 pueden ser un “ligero viento de cola” para Apple y para las ventas del iPhone 7.

La sustitución del Galaxy Note 7 “no podría haber llegado en un mejor momento para Apple y en peor tiempo para Samsung”, declaró Munster al portal de noticias Apple Insider, especializado en información sobre los productos de esa empresa.

Angelo Zino, analista de la compañía de información y análisis financiero S&P Global, apuntó en una nota a sus clientes que aún cuando Apple no va a dar a conocer el volumen de ventas del iPhone 7, “esperamos ver una fuerte demanda en el corto plazo”.

Zino dijo que las ventas del iPhone 7 estarán impulsadas por los problemas que enfrenta su más cercano competidor, el Samsung Galaxy Note 7, por el envejecimiento de la base de iPhone en el mundo y por las características adicionales del nuevo teléfono que será de interés para muchos consumidores.

CNET, un portal de noticias sobre tecnología y electrónica, aplicó la víspera una encuesta a más de tres mil usuarios de Twitter a quienes preguntó si cambiarían su teléfono Galaxy Note 7 por el iPhone.

De los 3,329 encuestados, el 48.5% respondió que cambiaria su teléfono por un modelo del iPhone; un 30.5% dijo que lo haría por un nuevo teléfono de Samsung.

Mientras que 11.5% señaló que lo cambiara por otro teléfono diferente y un 9.5 por ciento manifestó estar dispuesto a permanecer con el actual teléfono si se soluciona su problema.

La compañía necesitaba anotarse una temprana victoria en las ventas, para mantener el impulso que había obtenido luego de que se incrementaran las ventas de su modelo Galaxy S7 durante los últimos meses.

Samsung esperaba que una fuerte venta de su nuevo Galaxy Note 7 ayudaría a aplacar la competencia del iPhone 7.